Veinte años soñándola en O Grove


vilagarcía / la voz

mirando al futuro tania elisabeth álvarez yates

Su romance con el piragüismo surgió como con tantos y tantos grovenses de un amor de verano entre dos adolescentes de pueblos alejados, recuperado con cada renacimiento estival para hibernar en la distancia al caer el equinoccio de otoño. Animada por una amiga, Tania Elisabeth Álvarez Yates (4/10/1994) se acercó con 7 años a las instalaciones del Breogán para ver si eso del piragüismo que veían practicar a tantos chavales de la localidad valía verdaderamente la pena. A su amiga no se lo debió de parecer. En el caso de Tania, en cambio, el romance de verano acabó en larga relación sentimental con diez años ya a cuestas muy bien llevados. Hasta el punto de hacer soñar, como en las mejores películas, al público breoganista con un final antológico.

Y ese gran final no sería otro que el ver más temprano o más adelante a la perla de su cantera devolver con su sangre anglogallega el nombre del club al programa olímpico del kayak femenino. Ese en el que Joaquina Costa sigue aguardando relevo desde la lejana cita de Barcelona 92.

Tras varios años dedicándole al piragüismo tan solo unas horas de sus veranos de escolar, Tania comenzó a aplicarse en serio hace cuatro temporadas. «Nos primeiros anos ía ao club nas vacacións. Despois faltaba tres semanas, e xa me daba vergoña volver». Pero cuando alcanzó la categoría infantil «no club faláronme da posibilidade de entrar no Centro Galego de Tecnificación Deportiva (CGTD) de Pontevedra, onde ía poder remar e estudar. Dicíanme que se adestraba forte podía chegar arriba. E pensabas que se cho dicían sería por algo». Fue tras su primera campaña entera dedicada al káyak, con la motivación de comprobar cómo trabajando en el agua los doce meses y no solo tres pasaba a luchar por los primeros puestos. E incluso a ganar el campeonato gallego de su categoría.

Como el resto de las más jóvenes del club Tania veía a las kayakistas del equipo becadas en el CGTD con un aura de superioridad que ejercía un inevitable magnetismo. «Todas aspirabamos a entrar en Pontevedra. E tamén tiñamos a Fredi e a Mascato, e pensaba, ?quero gañar como eles?».

En el 2007 la grovense ingresaba en el CGTD, y pronto notó cómo su trayectoria enfilaba hacia arriba. «No meu primeiro ano de cadete progresei moitísimo. Dáballes guerra ás maiores, e ás veces gañaba». Sus primeros grandes éxitos, la clasificatoria de 2.000 metros del Campeonato de España de Invierno y el triunfo en el Campeonato de España Máster en el 2009. Ese año acudió a una concentración nacional, experiencia en la que se había estrenado ya en su primer año de infantil.

Los buenos resultados continuaron en el 2010, siempre más cómoda en el 500 que en el 1.000 metros, y en el 2011, cuando dio el salto a juvenil, con un segundo puesto en la clasificatoria de 2.000 del Campeonato de España de Invierno. Vigente campeona gallega de invierno, el objetivo de la arousana este año es ganar una plaza para el Europeo Júnior de Pista. El 26 y 27 de mayo se la jugará en un selectivo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Veinte años soñándola en O Grove