Risas, emoción y hasta miedo en la gala de Emgrobes


Nada más lejos de las galas soporíferas y pesadas que la que el domingo celebraron los empresarios grovenses reunidos bajo el paraguas de Emgrobes. Si no se lo creen, tengan en cuenta un dato: cuando se abrieron las puertas del salón una auténtica multitud se hallaba ya aguardando para poder acomodarse. En dos minutos, los asientos estaban cubiertos.

La maestría de los ediles

No era para menos. La gala de Emgrobes siempre promete, y en esta ocasión contaba con la actuación estelar de dos de los concejales más dicharacheros de O Grove, Fredi Bea y Ayda Filgueira, quienes, al más puro estilo de Tu cara me suena, interpretaron a Raphael el uno y a Rocío Dúrcal, la otra, con gran maestría y dominio del escenario.

Un búho despistado

Como en todo buen concurso, no faltó el jurado, e incluso el público tuvo la oportunidad de mostrar su opinión sobre las actuaciones con unas cartulinas de color verde y rojo. Hubo muchos aplausos, muchas risas a lo largo de la tarde, e incluso algo de miedo. Y no entiendan mal, no fueron los concejales artistas de O Grove los que infundieron el pánico, que la cosa no fue para tanto. Fueron las aves de un espectáculo de cetrería las que hicieron que más de uno se encogiese en su asiento, aunque las peor paradas fueron ellas, sobre todo un búho que, despistado, chocó con la pared.

Votación
0 votos

Risas, emoción y hasta miedo en la gala de Emgrobes