El instituto de A Illa agudiza sus protestas para exigir más medios

maría santalla VILAGARCÍA / LA VOZ

AROUSA

Alumnos y padres regresaron a las aulas antes de tiempo como protesta

09 sep 2011 . Actualizado a las 06:00 h.

Después de las primeras protestas de la semana pasada, Educación revisó las necesidades del instituto de A Illa y decidió sumar un profesor a tiempo completo y otro a media jornada a la nómina de docentes del centro. Sin embargo, esto no ha sido suficiente para satisfacer las demandas de la comunidad educativa isleña, que decidía anteayer continuar con sus movilizaciones. Ayer alumnos, padres y profesores volvieron a clase anticipadamente como un modo de reivindicar mejoras.

Para que la máquina se vaya engrasando después de las vacaciones de verano, los chiquillos fueron convocados a iniciar el curso tirando de imaginación y participando en un taller en el que, de forma gráfica y divertida, debían plasmar las carencias con las que conviven en el centro de Os Castriños.

Esa actividad dio como fruto una serie de pancartas con frases «moi curiosas e simpáticas», en palabra del portavoz de los padres, Ramón Dios. «As escoliñas non son latas de sardiñas», «Menos asesores e máis profesores igual a educación digna», o «Non somos números, somos persoas» fueron algunas de las frases que idearon los chicos y que plasmaron después en grandes pancartas de colores.

Los padres de alumnos del centro no están en absoluto satisfechos con la respuesta de Educación, puesto que no ven agilidad alguna en las decisiones que les permita albergar la esperanza de que el curso pueda comenzar con normalidad.

Ante esta situación, siguen insistiendo en la necesidad de mantener una reunión con el conselleiro de Educación, Jesús Vázquez, para plantearle sus demandas. No se centrarán, además, en las necesidades actuales, sino que volverán a repasar los números y a refrescárselos a la Administración gallega, puesto que, según sus previsiones, y en función de la matrícula de los últimos cursos del colegio Torre, para el año que viene y los cursos siguientes el problema de espacio se verá todavía incrementado.

El próximo lunes, padres y profesores del centro volverán a reunirse para estudiar nuevas movilizaciones, aunque ya aseguran que seguirán en ello hasta que sus demandas sean satisfechas.