Granate, gris y blanco, los colores del colegio Conmeniño

Rosa Estévez
Rosa Estévez VILAGARCÍA/LA VOZ.

AROUSA

05 nov 2010 . Actualizado a las 02:00 h.

La ANPA del colegio Conmeniño, de O Grove, sigue su silencioso trabajo para convertir a ese centro en uno de los primeros de Galicia en implantar un uniforme voluntario entre sus alumnos. Tras darle muchas vueltas al diseño y a los colores, la decisión ya está tomada. Pantalón o falda gris, polo blanco y jersey granate son las piezas básicas de un modelo que los padres interesados ya pueden solicitar a través del ANPA. Algunos pedidos ya han sido cursados a la empresa suministradora de los uniformes, pero el presidente del colectivo, José Manuel Torres, confía en que aún se produzcan más.

Aún así, Torres es consciente de que este año, con el curso ya avanzado, muchos de los padres interesados en vestir a sus hijos con el uniforme escolar tendrán que aplazar la decisión. «Al estar el curso empezado, mucha gente ya ha hecho un gasto importante en la ropa de los niños, y está claro que ahora no van a dejar de utilizarla», señala. Será el año que viene, dice, cuando se podrá evaluar si la fórmula del uniforme voluntario y el modelo elegido tiene tirón o no entre la comunidad educativa.

El confía en que así será. Y basa su confianza en la experiencia que el colegio tiene ya con los chándales. Este es el segundo año que los alumnos tienen a su disposición un equipamiento deportivo común, que nació como una fórmula para tener localizados a los niños cada vez que estos salían del centro para participar en algún tipo de actividad o excursión. El año pasado, cuenta José Manuel Torres, casi el 40% de los alumnos lo adquirieron, y este año el porcentaje ha subido hasta rozar el 90%. «Con el uniforme suponemos que va a pasar lo mismo. Al cien por cien no vamos a llegar, porque hay gente que no lo quiere ver ni en pintura, pero seguro que entre un 60 y un 70% de los alumnos acabarán llevándolo».