Pontus relanza una «moda gallega de cine» para la nueva temporada

Elena Larriba García
Elena Larriba PONTEVEDRA/LA VOZ.

AROUSA

15 sep 2010 . Actualizado a las 02:00 h.

Pontus Veteris volvió a convertir ayer a Pontevedra en la capital de la moda gallega con un elenco renovado de firmas de prestigio que siguen haciendo de esta pasarela una cita ineludible.

La experiencia y la fidelidad de Florentino y Araújo Piel, unida al revulsivo de las sucesivas incorporaciones de siempreesviernes, Miguel de Luna y ahora de Olga Santoni, han conseguido mantener, a pesar de la crisis del sector, el alto nivel alcanzado en las veintiséis ediciones de historia de este desfile, que viene organizando la Cámara de Comercio de Pontevedra desde hace más de una década.

El espíritu aventurero renovado de Florentino; la delgada línea entre la realidad y la fantasía de Miguel de Luna; la fuerza creativa de las pieles de Araújo; el punto innovador de Olga Santoni, y el estilo propio de inspiración ochentera de siempreesviernes, marcan las tendencias para la primavera-verano 2011.

En la pasarela brilló una «moda de cine», cuidadosamente ambientada por Top Management y el coreógrafo Manuel Fernández. La proyección de fragmentos de películas de los años 40, 50, 60 y 80 dieron mayor atractivo visual al desfile.

Una treintena de modelos masculinos y femeninos, con la top Marisa Jara como principal reclamo, lucieron la variedad de estilos y propuestas de los diseñadores participantes.

Siempreesviernes, de José Castro, abrió el desfile con una propuesta de clara inspiración ochentera en vestidos, camisetas, baggy pants y chaquetas voluminosas. Sedas, voiles de algodón, viscosas y denim son los tejidos del verano, en los que no faltan los brillos, los estampados originales, tachuelas, lentejuelas y llamativos accesorios.

Olga Santoni debutó en Pontus Veteris con una colección de doble tendencia. Por un lado flores y letras. Utiliza estos motivos para todo, en estampados, bordados y en jacquard, con hilaturas muy sutiles mezcladas con lurex. Tierra, caqui, marfil pétalo, verde lima y azul río, son sus colores. Apuesta también por el estilo marinero íntimo, personalizando los motivos de siempre: listas, anclas, timones y nudos.

Araújo sigue convirtiendo la piel en un básico imprescindible. En esta ocasión, marca la diferencia entre un estilo bohemian chic, con espíritu de los 70, y un estilo rock combinado con un look urbanita.

Por su parte, Miguel de Luna permanece fiel a la feminidad con looks atrevidos. Propone prendas de calle en rayas y juega con estampados geométricos y florales. Refuerza volúmenes con pliegues, frunces, drapeados y formas indescriptibles en variados tejidos. Los hombros ganan protagonismo con amplias formas.

Los titulares de Industria y Presidencia, la directora xeral de Comercio, el alcalde y el presidente de la Diputación comprobaron en directo como se vestirá esta primavera.