Una lujosa cena de verano en A Toxa

El pasado viernes, el Gran Hotel agasajó con un banquete a sus más fieles clientes


vilagarcía/la voz.

Un año más el Gran Hotel La Toja celebró, la noche del pasado viernes, su tradicional «Cena de Verano» para sus clientes más fieles. Este es el caso de María Dolores Pascual, más conocida como Lolita. Vive en Coruña y lleva veraneando en el hotel desde hace algo más de cuarenta años. Cuando era más joven acudía acompañada de sus padres y su hermana y posteriormente era ella la que iba con su marido y sus siete hijos. Desde hace algunos años viene sola algún fin de semana que otro, ya que como ella misma reconoce «llenaría el hotel si viniéramos todos».

El primer año que vio el hotel le encantó y por eso no ha dudado en volver siempre que ha tenido oportunidad. Incluso después de haber viajado a Punta Cana declara que «A Toxa es el mejor sitio». Tal es la fidelidad de esta clienta que fue el director del hotel, Francisco Marcos, quien la llamó expresamente para invitarla a esta cena. Lolita se siente allí como en su casa y ya conoce a todo el personal, a los que no duda en calificar con un diez. Incluso reconoce que el hotel tuvo épocas mejores y peores y que si no hubiera sido por los empleados «a veces ni hubiera venido».

Durante sus años de vacaciones conoció a personajes tan relevantes como Julio Iglesias, el escritor Lázaro Carreter o el periodista Fernando Ónega. Para ella el principal atractivo del establecimiento «es el entorno y el propio hotel que tiene mucha solera». A pesar de lo a gusto que se encuentra entre las instalaciones del Gran Hotel, no duda en salir por O Grove y frecuentar la zona.

Para ella el perfil del cliente actual ha cambiado «ahora es gente de paso, de los antiguos quedan pocos». Incluso la cena no es igual «antes era de gala y las mujeres teníamos que venir con traje largo».

Lolita cenó en la misma mesa que el director y otros clientes veteranos. Entre ellos se encontraba Pompeyo Matesanz, acompañado de su esposa, Vicenta Varela de Matesanz y su suegra, Vicenta Montes, viuda de Varela. No faltaron tampoco Emilio Atrio Abad y María Marcela Rodríguez Vila, madre de Josemi Rodríguez Sieiro, otro asiduo cliente del hotel como bien deja patente en sus crónicas.

El delicioso menú constó de una crema de mariscos, filetes de lenguado sobre tallarines de verdura, láminas de lomo de ternera gallega, mousse de cava y café. La cena estuvo amenizada por la música del pianista Carlos Humberto que cedió el testigo, durante los postres, a Carlos Otero, cantante y compositor grovense.

La próxima semana, el viernes día 20, a las nueve de la noche, se celebrará el concierto de la pianista japonesa Haruna Takebe que tendrá una duración aproximada de 50 minutos. El programa de la velada musical ha sido confeccionado por la artista expresamente para interpretarlo en esta ocasión.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Una lujosa cena de verano en A Toxa