El Hospital do Salnés se ve forzado a derivar pacientes a Pontevedra

Pese al aumento de las operaciones, el complejo tiene el tercer menor tiempo de espera para cirugía de toda Galicia


La falta de las camas necesarias para ingresar a los pacientes que lo precisaban se encuentra en el origen del colapso que esta semana padece el Hospital do Salnés. Este jueves, sin ir más lejos, los responsables del complejo arousano se vieron obligados a echar mano de todos los recursos existentes, desde la sala auxiliar del servicio de emergencias, habilitada el año pasado para situaciones de este tipo, hasta el espacio reservado a la recuperación de los enfermos tras las intervenciones quirúrgicas. Ni siquiera así pudo el centro de Rubiáns atender al completo la numerosa demanda de atenciones médicas. Seis personas tuvieron que ser derivadas al Hospital Domínguez, en Pontevedra, dado que el propio CHOP estaba al límite.

La actividad, explican fuentes del Hospital do Salnés, continúa siendo muy elevada. La media de atención de Urgencias alcanza los 105 casos diarios, de los que una gran parte requieren ingresos. Se prevé, además, que la carga asistencial no disminuya durante los próximos días. Siendo esto así, tanto la dirección del complejo arousano como el Servizo Galego de Saúde trabajan para aprovechar al máximo los medios a su disposición.

El balance del año pasado indica, en la misma línea, un incremento de la demanda asistencial, especialmente en Consultas Externas. Durante el 2008 su número se elevó a 86.654 casos, mientras que en el ejercicio anterior fueron 80.785. No se trata, añaden los responsables del hospital, de un fenómeno aislado puesto que todas las especialidades están experimentando crecimientos semejantes.

Para dar respuesta a este estado de cosas, en el 2008 la dirección contrató a cinco especialistas más y abrió siete nuevas consultas, cuatro de ellas de Ginecología (el segundo servicio con más actividad tras Traumatología). La puesta en marcha de las consultas de alta resolución y de las pruebas de amniocentesis significó un impulso fundamental en esta área.

Pese a esta carga de trabajo, las cifras de cirugía son, de acuerdo con el director, Pedro Soler, «razonablemente boas». Aunque la actividad de los quirófanos aumentó en 140 intervenciones con respecto al 2007, el de O Salnés es el tercer hospital de Galicia con menor lista de espera.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

El Hospital do Salnés se ve forzado a derivar pacientes a Pontevedra