El personal del hospital exige el doble de los celadores ofrecidos


Rotas de nuevo las negociaciones con la dirección, el personal del Hospital do Salnés salió otra vez a la calle para exigir que se contraten celadores y equipararse así con los demás hospitales públicos gallegos, dada la integración en el Sergas del centro comarcal. Los trabajadores se concentraron ayer en las puertas del hospital para exigir que se contrate ya a 34 celadores, una cifra bastante lejana a los 18 que el gerente ofrece para este año, y que además no se contratarán hasta después del verano. «Ya sabemos que no los van a contratar a todos de una vez, pero al menos que haya uno para cada servicio -indicaban ayer los manifestantes-, porque sino, de nada sirve.

Los trabajadores denuncian que las labores de los celadores -acompañar enfermos, ayudarlos a desvestirse o trasladar las camillas o las sillas de rueda- las están haciendo los médicos, las enfermeras, el personal administrativo o incluso los familiares de los enfermos, algo que no ocurre en ningún hospital público.

Ayer, antes de la concentración, recibieron una nueva oferta de la dirección. «Pero solo cambiaba celadores de sitio», subrayaron los trabajadores. Por eso no la aceptaron. Además, indicaron que no era cierto lo que Pedro Soler les decía siempre sobre las competencias a la hora de contratar personal a mayores. «Preguntamos en Santiago y dijeron que la dotación de personal corresponde al equipo directivo».

El refuerzo de personal abrió una brecha entre UGT -cuyo principal representante, Almedia, es presidente del comité de empresa- y los demás sindicatos, ya que UGT sí aceptó la propuesta presentada por la dirección para contratar en el otoño a 18 personas. «Cuando Almeida habla que aclare que lo hace en nombre de UGT, no del comité de empresa», dicen los demás sindicatos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El personal del hospital exige el doble de los celadores ofrecidos