El CHOP no cerrará camas en verano y garantiza el apoyo al Hospital do Salnés por las obras


A las protestas elevadas ayer por los sindicatos de Pontevedra en relación al incremento de trabajo y servicios que se prevé en los meses de verano por el cierre de la segunda planta del Hospital do Salnés, la dirección del Complejo Hospitalario de Pontevedra reiteró ayer su apoyo a las necesidades del centro comarcal, derivadas de las obras de ampliación.

Los sindicatos denunciaron que el CHOP no tenía capacidad para hacerse cargo de las 40 camas que se van a cerrar en O Salnés para desmantelar provisionalmente la segunda planta. Pero el CHOP hizo ayer dos puntualizaciones: por una parte, que no se van a cerrar camas en el periodo estival -excepto quince en pediatría-, para evitar que aumenten las listas de espera, y por otra, que el apoyo al Hospital do Salnés no significa que se vayan a reservar camas sin utilizar a la espera de que lleguen pacientes de los municipios arousanos, «senón que se asumirán as necesidades efectivas de hospitalización da área de Arousa que se produzan e que non poida atender o propio Hospital do Salnés».

El Complejo Hospitalario de Pontevedra recuerda que ya en veranos anteriores se cerraron camas en el Hospital do Salnés, aunque por otros motivos, y que ya entonces «as necesidades de hospitalización que non puido cubrir o propio centro foron asumidas polo CHOP, xa que é o hospital de referencia do centro sanitario arousano».

Además, recuerda que el verano pasado se cerraron en Pontevedra 32 camas del Hospital Provincial, pero se debió a las obras acometidas tras el traslado del área de Urología a Montecelo, «camas que este verán estarán totalmente operativas». Esa es, precisamente, la causa por la que se cierran camas este año en O Salnés. Más que una ralentización del servicio, se trata del cierre de la segunda planta del edificio, ya que la construcción de la tercera obliga a desalojar el piso de abajo para apuntalar los pilares.

Refuerzos

Ante las críticas de los sindicatos, el gerente del Hospital do Salnés, Pedro Soler, indicó ayer que ya se había llegado a un acuerdo con el Sergas para que los pacientes que en verano no pudieran ser atendidos en O Salnés fueran derivados a Pontevedra. «Esa es la opción que dio el Sergas y por eso son ellos los que tendrán que organizar el servicio y reforzarlo en Pontevedra», indicó.

Fue la dirección del centro comarcal, de acuerdo con la plantilla, la que decidió empezar las obras por la construcción de la nueva planta. En un principio se pensó ampliar primero urgencias, por los fuertes colapsos que sufría, pero en realidad esa saturación se debía, casi siempre, a que los pacientes atendidos no tenían cama en planta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El CHOP no cerrará camas en verano y garantiza el apoyo al Hospital do Salnés por las obras