El PP anuncia el fin del tiro al pichón y culpa al Concello y a la Xunta


«Non teño confirmación oficial pero atrévome a dicir que o tiro ao pichón de A Toxa, despois de 50 anos, finou e fago responsable ao goberno cuatripartito e á Xunta».

Con esta rotundidad se expresaba ayer el presidente local del PP grovense, Miguel Ángel Pérez, nada más empezar la rueda de prensa que ofreció junto al también concejal Alexandre Aguín.

El PP no tiene escritos ni declaraciones que avalen sus afirmaciones -«porque tampouco pode habelas», matizó Pérez- pero la coyuntura actual no le deja dudas respecto a que ya no habrá tiradas este verano.

El detonante, sin duda, fue la decisión de la Federación Española de Tiro al Vuelo de retirar de su circuito el campeonato de A Toxa y sustituirlo por otro con sede en Elche. En la federación no querían arriesgarse a que se repitiera la situación del año pasado, cuando la celebración del campeonato de A Toxa estuvo en entredicho hasta el último momento.

Los problemas que había entonces los sigue habiendo ahora: las canchas no reúnen los requisitos que exige la ley en cuanto a la seguridad de las personas que puedan transitar por los alrededores, a pie o en barco, y en lo que respecta al vertido de munición de plomo a la ría.

De hecho, la Consellería de Medio Ambiente mantiene abierto un expediente contra la organización del evento por supuestas anomalías detectadas en las tiradas realizadas el pasado mes de julio.

Una vez que A Toxa ha desaparecido del calendario de la federación se complica mucho la continuidad de estas tiradas. Sería necesaria la iniciativa pública o privada para organizar y financiar un campeonato que, hasta la fecha, movilizaba a más de mil personas. Y a ello se suma la falta de estructuras como una federación gallega de tiro al vuelo, necesaria para cumplimentar trámites y permisos. Con este escenario, la iniciativa de las asociaciones de empresarios de O Grove y los hoteles y Casino de A Toxa de tratar de reflotar el evento, se ha quedado en agua de borrajas.

Intereses electorales

Para el Partido Popular todos estos problemas serían perfectamente subsanables de haber voluntad política. «Ao cuatripartito nunca lle interesou o asunto. So en maio, a vinte días das eleccións e por unha cuestión electoral. En canto á Xunta, sucumbeu ás presións ecoloxistas e puso todas a trabas posibles para que se celebrara o campionato. Todos lembramos como se apuntaron o tanto cando Touriño dixo que lle preocupaba este asunto ¿de que vale a palabra deste presidente?»

El PP lamenta la pérdida de esta actividad por lo que supone de riqueza económica para el municipio. La asociación de empresarios Emgrobes llegó a cifrar en 3 millones de euros los beneficios que reporta a los negocios de la localidad, desde taxistas a hoteles y restaurantes.

Los populares aportan su propia receta para salvar el tiro al pichón: la firma de un convenio entre el Concello y los propietarios de las canchas por el cual se emplearía dinero público en adecuar las instalaciones a las exigencias legales a cambio de la continuidad del campeonato y la cesión de este espacio para celebrar otras actividades a lo largo del año. «¿Por que non se fai un convenio como se fixo para usar o cine Marino? ¿Por que esa fórmula válida non se pode aplicar para utilizar o campo de tiro?», se preguntaba ayer Miguel Ángel Pérez. «O noso goberno houbera tido que mollarse, e o máis terrible do caso é que nin sequera o tentou. Apunto no debe do goberno esta máis que segura perda do evento», añadió el ex alcalde popular.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

El PP anuncia el fin del tiro al pichón y culpa al Concello y a la Xunta