HEMEROTECA El estadio de Riazor se prepara para el Mundial de Fútbol de 1982

Carlos Fernández REDACCIÓN

AROUSA

SUCEDIÓ EN 1980

19 dic 2005 . Actualizado a las 06:00 h.

Dentro de las obras de remodelación de los estadios de Riazor y Balaídos para el Campeonato Mundial de Fútbol, que se iba a celebrar en España en junio de 1982 y en el que Vigo y A Coruña iban a ser sedes de un grupo, figuraba el derribo de la tribuna cubierta. Se llevó a cabo la voladura en la segunda quincena de diciembre de 1980, a sólo dos días del referéndum del estatuto de autonomía para Galicia. Comenzó a las 14.30 horas y fue dirigida por el perito de minas José Luis de Mata, que hizo detonar 250 paquetes de explosivos, con un total de 50 kilos de goma dos, colocados estratégicamente en los soportes del graderío. Los trabajos previos a la voladura, que duró tres segundos, fueron supervisados por Jesús Hervada, ingeniero jefe de la sección de Minas de A Coruña. Asistieron el alcalde, Domingos Merino, y el señor Hortas, por la comisión del Mundial, mientras que representó al Deportivo el directivo Folgueiras. El plazo oficial para finalizar las obras se fijó en noviembre de 1981. La nueva tribuna se diseñó para albergar más del doble del aforo de la antigua.