«Con Bob Dylan, Vigo volveu ao circuíto internacional dos grandes concertos»

El BNG, como socio en el gobierno local, se volcó en la elaboración de un atractivo programa de conciertos en Cotogrande y Castrelos que incluyó a Lenny Krawitz

«Con Bob Dylan, Vigo volveu ao circuíto internacional de grandes concertos» La ciudad se volcó en la elaboración de un atractivo programa de conciertos que incluyó a Lenny Krawitz

vigo / la voz

Durante el mes de junio del 2008, La Voz de Galicia dio información diaria sobre la visita a Vigo de Bob Dylan. La gran figura de la cultura pop, que años después obtendría el Premio Nobel de Literatura, dio un extraordinario concierto en el Ifevi el 27 de junio. Santiago Domínguez era entonces el teniente de alcalde de Vigo. Desde su departamento, en colaboración con la Concejalía de Cultura, el edil nacionalista afrontó aquel año el gran salto para traer a la ciudad conciertos de grandes artistas. «Dentro do equipo da Tenencia de Alcaldía, en colaboración coa Concellería de Cultura, tiñamos moi claro que Vigo tiña que recuperar o cartel de cidade importante a nivel de concertos para mellorar a imaxe cara a fóra, por iso empezamos a barallar nomes para traer ao Ifevi e a Castrelos», recuerda el exconcejal. «Coa contratación dos concertos de Lenny Kravitz e Bob Dylan, Vigo volveu ao circuíto dos grandes concertos», añade Santiago Domínguez.

Y fue difícil traer al músico de Minnesota. La ciudad tuvo que pugnar con A Coruña, donde estaban también interesados en su contratación. Quizás por eso, el edil nacionalista herculino Henrique Tello se permitió desprestigiar al cantante norteamericano asegurando que cantaba de espaldas al público. «Despois, nun programa de radio, preguntáronme por esas declaracións. Eu dixen, en broma, que non se preocupara Tello, que lle enviaríamos dúas entradas para que puidera comprobar que Bob Dylan non cantaba así. E llas mandamos, pero non viu; non puido ver ao cantante situado fronte ao público», afirma.

Santiago Domínguez asegura que tanto el concierto de Lenny Kravitz, celebrado unas semanas antes del de Dylan, como el de este, generaron un importante retorno económico para la ciudad. El Concello de Vigo regaló a Lenny Kravitz una gaita antes del concierto en el Ifevi. Alguien informó a Santiago Domínguez que el músico norteamericano sabía tocar este instrumento, y Xesus López, concejal de Cultura, encargó una gaita artesanal que entregaron al músico. «Dylan non era tan accesible, pero tampouco foi moi especial nas súas peticións», añade.

La política de grandes conciertos del BNG en aquella época trataba de equilibrar las actuaciones de pago, en el Ifevi, con las gratuitas, en Castrelos. «Nós eramos realistas e sabiamos que si queríamos traer grandes estrelas, Castrelos tiña a dificultade de que non se podía cobrar a todos os asistentes», explica el ex tenente de alcalde vigués. «Queríamos manter un equilibrio entre os concertos de pago e os gratuítos en Castrelos con calidade. De feito, ao ano seguinte, levamos a Leonard Cohen a Castrelos, nun gran concerto de tres horas de duración que foi gratuíto», recuerda con agrado Santiago Domínguez.

Tiempo después, la Tenencia de Alcaldía quiso traer a Vigo a uno de los grupos más importantes del momento. La Voz de Galicia fue explicando, casi día a día, los avances de las negociaciones para lograr que U2 tocase en Balaídos. «Estuvo aí, de feito tiñamos orzamento porque se nos ofreceu e dixemos que si», dice el ahora profesor. «Ao final se torceu por un tema loxístico relacionado coa propia xira do grupo, pero o orzamento estaba practicamente pechado; nós tiñamos que poñer unha cantidade e había tamén varios patrocinadores xa acordados, pero cambiaron de idea na distribución da xira e foron eles quen rexeitaron a nosa candidatura», concluye. Años después, una publicación oficializada por el grupo irlandés confirmaba que estuvieron a punto de tocar en Vigo, pero que problemas logísticos surgidos durante la gira en España les hicieron desechar la idea.

El Instituto Ferial de Vigo puede presumir de haber tenido cantando sobre el escenario de su multiusos a un mito, todo un premio Nobel de literatura. Aunque Santiago Domínguez se declara un gran seguidor y admirador de la trayectoria artística de Dylan, considera que fue un poco exagerado la concesión de un premio tan específico. «Sinceramente pareceume un pouco esaxerado outorgarlle o Nobel de literatura a un home que aínda que ten unhas letras preciosas é un músico», concluye.

El 2008 fue el año en que el Instituto Ferial de Vigo adaptó sus instalaciones para cumplir con las severas condiciones que proponían los más importantes músicos del momento.

«Estivemos a punto de contratar a

U2, pero problemas loxísticos o impediron»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«Con Bob Dylan, Vigo volveu ao circuíto internacional dos grandes concertos»