El Cabildo marca la diferencia entre las economías del Obradoiro y el Gran Canaria

Manuel García Reigosa
M. G. REIGOSA SANTIAGO / LA VOZ

ANDAR MIUDIÑO

LOF

Es el dueño del club y aporta una subvención de cuatro millones de euros

29 ene 2024 . Actualizado a las 21:03 h.

El Gran Canaria es uno de los pocos casos que quedan en el deporte profesional de clubes en los que el accionista mayoritario es una administración pública, en este caso el cabildo, órgano de gobierno equivalente al de las diputaciones provinciales en la península. Optó por hacerse cargo de la entidad en el año 2003, ante el riesgo de que pudiese desaparecer.

En esa singularidad estriba la gran diferencia entre el presupuesto del conjunto que este domingo visita Sar y el del Monbus Obradoiro. Uno se va hasta casi los diez millones de euros y el otro se queda en el entorno de los cuatro millones.

En el presupuesto de ingresos previstos para esta campaña por el club insular figura una subvención de cuatro millones de euros del Cabildo y otra partida de 1.022.264,19 euros de «patrocinadores públicos». Además, en caso de que haya pérdidas, el Gobierno insular está obligado a cubrirlas. Al propio tiempo, un 23 de mayo del 2023 el Cabildo aprobaba la declaración de interés insular para el proyecto denominado Dreamland Studios Canarias que prevé una inversión de 140 millones de euros en un proyecto audiovisual y tecnológico, promovido por Grupo Newport y Lopesan.

Al día siguiente el club confirmó un acuerdo de patrocinio por seis temporadas en virtud del cual el equipo pasaba a llamarse Dreamland Gran Canaria.

En otro apartado de la previsión de ingresos para este curso figuran 1.750.000 euros provenientes de patrocinios privados, y cabe suponer que la cantidad principal corresponderá a la aportación de la firma que da nombre al equipo. Asimismo, prevé que a las arcas lleguen 860.000 euros por abonados y 206.000 por taquillas. Conviene recordar que a la Liga Endesa se suma la participación en la Eurocup.

En el apartado de gastos, la partida más cuantiosa es la del coste de la plantilla, 4.841.117,89 euros, a los que se suman 862.792,15 del cuerpo técnico.

En el caso del Monbus Obradoiro, en las últimas campañas los ingresos por abonados y entradas se sitúan alrededor de los 700.000 euros. De acuerdo con los datos facilitado en la última asamblea, al primer equipo se destinan 2,8 millones de euros.