El Obradoiro afronta el doble desafío de las estadísticas y del Baskonia

Manuel García Reigosa
M. G. Reigosa SANTIAGO / LA VOZ

ANDAR MIUDIÑO

PACO RODRÍGUEZ

El rival, muy eficiente, viene de uno de sus peores partidos ante el Valencia

27 ene 2024 . Actualizado a las 22:21 h.

El Monbus Obradoiro visita esta tarde al Baskonia (Buesa Arena, 17 horas, Movistar TV). El objetivo es romper una racha de cuatro derrotas consecutivas pero el enemigo no es el más propicio. Y menos todavía después de caer claramente el viernes en Euroliga frente al Valencia.

El colectivo de Moncho Fernández se enfrenta al de Dusko Ivanovic y también a las estadísticas. Las opciones de ganar pasarán, en buena medida, por la capacidad de contradecirlas.

Chiqui Barros, en su análisis del Baskonia, dibuja un rival con un enorme potencial que, al mismo tiempo, está acusando cierta irregularidad esta temporada. Por eso se quedó fuera de la Copa el Rey. Pero de los últimos diez encuentros ha salido victorioso en siete.

Al propio tiempo, las estadística de equipo de la ACB dicen que el conjunto vitoriano es uno de los que tira con mejores porcentajes en la competición: es quinto en el tiro de tres (con el valor añadido de ser el segundo que más convierte, solo superado por el Real Madrid), quinto también en canastas dobles y tercero en tiros libres. Además, es cuarto en valoración y tercero en anotación.

Pero ese equipo solo fue capaz de anotar 62 puntos frente al Valencia, con un 5/31 en triples. Markus Howard se quedó en 1/9, Marinkovic marró los cinco que intentó, Sedekerskis 1/6, Costello 1/4, Moneke 1/4... El único que anotó con buenos porcentajes fue el debutante Theodore, con nueve puntos en 18 minutos. Ivanovic lo resumió en una frase al acabar la contienda: «Lo hemos hecho todo mal». ¿Qué posibilidades hay de que uno de los conjuntos más eficientes en el tiro vuelva a tener un mal día?

En todo caso, si la referencia es el duelo de la primera vuelta, cabe recordar que el Monbus Obradoiro fue capaz de ganar pese a que el rival estuvo en sus números. En aquella ocasión el Baskonia firmó un 22/43 en tiros dobles, 12/34 en triples y 15/16 desde la línea de personal.

El Monbus Obradoiro aguantó el tirón con buenos porcentajes: 25/44 en tiros de dos, 11/35 en triples y 24/34 en libres. Pero a eso le añadió una superioridad en el rebote, 44 contra 39, y que los vitorianos perdieron 21 balones, que les costaron 26 puntos.

En aquel choque el colectivo de Moncho Fernández también mostró fortaleza mental. Después de llegar a ganar por quince puntos en el primer cuarto vio como el vial se acercaba a solo uno en el tercero. En el último volvió a estirarse el Obra, con una renta de nueve a falta de poco más de cinco minutos. El Baskonia fue capaz de empatar y llevar el partido a la prórroga. En el primer tiempo suplementario el conjunto de Ivanovic llegó a ponerse dos arriba, y a ganar por tres con poco más de cuatro minutos por delante en la segunda prórroga. Y ahí llegó la exhibición de Jordan Howard, con doce puntos en apenas dos minutos, a los que añadió otros tres en el último lanzamiento.

El precedente de la primera vuelta dice que no es una misión imposible para el Monbus Obradoiro, incluso con el rival ofreciendo un buen nivel. El partido del viernes ante el Valencia dice que un equipo que cuida mucho los porcentajes también puede echar un borrón. Y la historia dice que los santiagueses solo han sido capaces de ganar en una ocasión en el Buesa Arena.