El Obradoiro y Sar interpretan la novena sinfonía ante el Baskonia (91-86)

Manuel García Reigosa
M. G. Reigosa SANTIAGO DE COMPOSTELA

ANDAR MIUDIÑO

Xoán A. Soler

La victoria del Valencia deja al colectivo de Moncho Fernández sin el premio de la Copa

23 ene 2023 . Actualizado a las 18:42 h.

Novena victoria, como la novena sinfonía de Beethoven. El Monbus Obradoiro arrancó mal, pero supo reponerse para doblegar al Baskonia, 91-86, con una actividad defensiva extraordinaria. Y con los pívots completando un buen trabajo. Hizo su parte del milagro en busca de la Copa y quedó a la espera de los resultados de la tarde.No le acompañaron, porque el Valencia no se dejó sorprender por el Zaragoza (88-76) y se quedó con la última plaza en juego por mejor diferencia entre puntos a favor y en contra en el global de la primera vuelta.

Enfrente se encontró el Obradoiro un rival de mucho volumen. Hasta Steven Enoch parece más grande que en su etapa en Sar. Una cosa es estar sobre aviso y otra ver los toros en el coso. Aun faltándoles dos especialistas defensivos como Pierria Henry y Sedekerskis no son el mejor enemigo para ir al choque.

No solo son grandes. También son buenos y en el primer cuarto se exhibieron y mandaron de cabo a rabo con diez minutos de un baloncesto sin fisuras. Dominaron todos los frentes. El Obradoiro sobrevivió como pudo. Atrás minimizó daños con mucho trabajo, pero delante lo pasó mal. No encontraba sus tiros y tampoco le acompañaba el acierto. Con 2/9 en lanzamientos de dos, 1/5 en triples y 4/6 en libres cerró el primer acto ocho abajo.

El segundo fue otra historia, en medio de una actuación arbitral que empezó enervando a Sar y acabó dejando bastantes descontentos a todos. El colectivo de Moncho Fernández empezó a crecer en todos los frentes. Mejoró en el rebote y también a la hora de colapsar las entradas a canasta de los baskonistas.

En ataque el panorama dio un giro de 180 grados, con la afición tirando del carro en todo momento. La grada apretó y celebró especialmente un mate de Guerrero desde la estratosfera que ponía al Obradoiro por delante por vez primera, 25-24. Con Westermann mostrando jerarquía, el Obradoiro llegó a distanciarse de cuatro. Pero el Baskonia no se dejó llevar por la corriente. La peor noticia fue la tercera personal del base francés, en ataque. Al descanso llegaron los locales dos arriba.

De vuelta de los vestuarios el arbitraje volvió a cobrar protagonismo. Al Baskonia no le pitaron la segunda falta personal hasta que faltaba 1:23 para acabar el tercer cuarto.

El Monbus Obradoiro tuvo la virtud de no descentrarse. Y apareció una versión imperial de Kassius Robertson, autor de quince puntos. Volvió loca a la defensa visitante y fue determinante para entrar en los últimos diez minutos con una ventaja de cinco puntos: 61-56.

Xoán A. Soler

El último cuarto fue de los de éxtasis en Sar, con el equipo y la afición ofreciendo su mejor versión, extraordinaria, con todo el mundo sumando. Empezando por Zurbriggen, que cuando combina la raza y la cabeza multiplica sus prestaciones. El argentino, con su defensa y un par de triples lideró la que parecía la gran escapada. Con 78-63 y 4:44 para el final Peñarroya pidió tiempo muerto, tras una canasta de malabarista de Robertson

El Baskonia contestó con un parcial 0-9 en poco más de un minuto. Howard se lleva la fama, pero Hommes carda triples como quien cose, sin hacer ruido.

El Obradoiro tuvo la templanza suficiente para administrar la renta, a pesar de ponerle algo de intriga con una pérdida de balón de Thomas Scrubb y un resbalón de su hermano. Al final, júbilo en Sar, muy merecido.

Xoán A. Soler

Ficha técnica

Monbus Obradaoiro 91: Westermann (18), Robertson (25), Thomas Scrubb (4), Vicedo (2) y Blazevic (3) -cinco inicial-. Zurbriggen (8), Phil Scrubb (9), Guerrero (14), Álvaro Muñoz (6) y Álex Suárez (2).

Cazoo Baskonia 86: Thompson (15), Howard (15), Hommes (19), Giedraitis (14) y Enoch (11) -cinco inicial-. Raieste (2), Marinkovic, Kotsar (11), Costello y Kurucs.

Parciales en cada cuarto: 11-19, 24-14, 26-23 y 30-30.

Árbitros: Antonio Conde, Javier Torres y Alberto Sánchez.

Incidencias: Sar. Última jornada de la primera vuelta en la Liga Endesa.