Entre el reencuentro con Artem Pustovyi y el crecimiento de Blazevic

M. G.

ANDAR MIUDIÑO

Sandra Alonso

Moncho Fernández reconoce un cariño especial por el pívot ucraniano ahora enrolado en el Murcia

26 nov 2022 . Actualizado a las 19:40 h.

Cada reencuentro del Monbus Obradoiro con Artem Pustovyi tiene algo de especial, sea en Sar o a domicilio. Y así lo reconoció Moncho Fernández antes de emprender viaje a Murcia: «El otro día hizo su mejor partido, con muy buenas acciones tanto en pick and roll como defensivas o de espaldas al aro. Es inevitable, cuando veo jugar a Artem, que me pare un poco más porque es una persona a la que tengo un cariño especial. Deseo que siempre le vaya muy bien. Que este domingo le vaya un poquito peor, pero que le vaya bien siempre».

Sito Alonso también le da mucha importancia a ese expediente: «Nos alegramos mucho por él, por el esfuerzo que está haciendo para dar una cosa que creo que es importante, que es una referencia interior con distintos aspectos, y eso puede ayudar mucho al equipo».

En algún momento el pívot ucraniano podría emparejarse con Blazevic, que en las últimas jornadas ha perdido algo de protagonismo, después de un inicio de curso prometedor.

El técnico santiagués no está preocupado por ese bajón y confía en que el interior lituano vaya a más: «Dragan Bender está jugando muy bien en la posición de cinco. Eso hace que los otros dos cincos sufran un poco este recorte de minutos. En el caso de Marek, es un jugador joven y como joven tiene altibajos, unas semanas está mejor, otras peor. Creo que en el último partido ha participado menos por el buen hacer de su compañero de posición, Dragan, y el tiempo que estuvo Rubén. Para nada espero que sea una línea, sino que igual que tiene momentos de bajada vuelva a subir, y estoy convencido de que así va a ser».