El club intensifica la búsqueda de un base

ANDAR MIUDIÑO

XOAN A. SOLER

Los problemas físicos de Westermann y Paige pasan factura

21 nov 2022 . Actualizado a las 19:54 h.

El Monbus Obradoiro siempre está atento al mercado. Desde hace unas semanas, a raíz de la lesión de Westermann en la espalda y de la luxación de un hombro de Paige, empezó a echar las redes. De momento, sin éxito. Y la evolución de los acontecimientos obliga a la entidad de Sar a intensificar la búsqueda de un base.

Leo Westermann no ocultaba su decepción a la conclusión del encuentro: «Es difícil de explicar. Note algo en el cuádriceps y la situación iba a peor cada minuto. Es duro dejar al equipo así, por segunda vez esta temporada». Es un percance que no tiene nada que ver con la lesión de espalda previa al parón.

A expensas de lo que dictaminen las pruebas médicas, si hay rotura fibrilar lo más probable es que esté alejado de las canchas entre dos y tres semanas.

Marcus Paige pone todo de su parte, pero ante el Málaga disputó menos minutos porque la luxación le impide estar en sus mejores condiciones.

Y se ha sumado al cupo de problemas físicos David Walker, con una lesión en un pie también difícil de gestionar. No le impide jugar, pero cuando aparece el dolor, se resiente. Es lo que sucedió el sábado, hasta que llegó un momento en el que no pudo seguir.

No es la primera vez que el Obradoiro tiene que recomponer piezas en el equipo sobre la marcha. Y, al igual que en otras ocasiones, va a aplicar la máxima de «no fichar por fichar». Eso se traduce en que tanto puede haber novedades en cuestión de días como alargarse la espera. Y más teniendo en cuenta que se trata de dos piezas clave en el esquema de Moncho Fernández.

El propio Zurbriggen hablaba del peso de Westerman y Paige a la conclusión del choque con el Unicaja: ««Somos doce y hablamos de dos jugadores principales, un anotador y el cerebro del equipo. Esperamos mucho de ellos como equipo y lamentablemente están en una situación complicada. Leo estaba haciendo un partidazo, es un jugador de jerarquía que claramente necesitamos. Ojalá no sea nada la lesión y podamos contar con él».

Por unas razones u otras, al Obradoiro se le resisten las temporadas tranquilas, ajenas a los sobresaltos.