Los 501 partidos de Benjamín

Manuel García Reigosa
M. G. Reigosa EL PERISCOPIO

ANDAR MIUDIÑO

S. Cañada ACB Photo

02 abr 2022 . Actualizado a las 13:25 h.

A los árbitros les toca, casi siempre, el papel más complicado en el guion de cualquier deporte. De hecho, suele decirse que lo mejor que se puede indicar de ellos, al acabar un partido, es que pasaron inadvertidos. No se recuerda ninguna portada por un expediente impecable. Cuando no están finos, la cosa cambia, como si no les estuviese permitido el error.

Pero son tan deportistas como los contendientes. Pueden tener la misma pasión o más, sin olvidar la vocación. Y el árbitro principal de esta tarde en Sar, Benjamín Jiménez, es un ejemplo. En el Monbus Obradoiro - Baxi Manresa cumple 501 partidos en la máxima categoría, y no hay más que repasar un reportaje de Daniel Barranquero en la web de la ACB para entender lo que cuesta llegar a la élite y ver que las lesiones también se pueden cruzar en sus caminos.

En el 2019 tuvo que parar, porque el tendón de Aquiles no estaba bien. Lo que no esperaba es que estuviese tan mal como revelaron las pruebas médicas. Ni las recaídas en un proceso de recuperación que fue todo un desafío. Reconoce que estuvo en un tris de retirarse. Pero lo volvió a intentar, lo consiguió y sigue volcando su pasión por el baloncesto y el deporte a través del arbitraje.