Álex Suárez reapareció tras casi tres meses sin jugar

ANDAR MIUDIÑO

XOAN A. SOLER

El pívot del Obradoiro ya piensa en el Manresa, «uno de los equipos más en forma, muy físico»

17 ene 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Álex Suárez reapareció ante el Bilbao Basket tras casi tres meses apartado de las canchas por un esguince de tobillo que acabó dándole bastantes más problemas de los esperados en un primer momento. Terminó la jornada con un sabor agridulce: «Muy contento de poder estar en la pista y ayudar al equipo. Lástima de la derrota, pero hay que ponerse a trabajar y pensar en el siguiente». Se centró en tratar de coger ritmo y olvidar las pequeñas molestias que todavía nota: «Cuando estas en el campo no piensas en eso. Intentas hacerlo lo mejor posible».

Tampoco pasó por alto el flojo partido en la retaguardia, pero considera que, en esa faceta, el equipo estuvo algo más fino tras el descanso: «En la primera parte hemos pecado en defensa, dejando muchos puntos fáciles. En la segunda hemos mejorado, hemos estado más serios y ellos también han metido algún canastón. Al final, ha estado competido y ellos han jugado mejor».

Álex Suárez sabe que al Obra se le escapó una ocasión de oro para haber sumado la sexta victoria. Prefiere escapar de un análisis exclusivamente negativo: «Hay que sacar la parte positiva, hasta los últimos instantes hemos estado ahí. Hay que trabajar en esos detallitos para el próximo partido». Y el próximo rival será el Manresa, el miércoles, a domicilio. Advierte de la dificultad del desafío: «Es uno de los equipos más en forma, muy físico. Será muy complicado allí. Primero tenemos que pensar en ese partido y luego el derbi». Porque la competición no da tregua y el domingo visitará Sar el Breogán.