El Obradoiro se desangró ante el Bilbao: 91-96

ANDAR MIUDIÑO

Xoán A. Soler

La floja defensa y la falta de fortuna en momentos puntuales le costaron una dura derrota

15 ene 2022 . Actualizado a las 20:41 h.

Casi un mes después del último partido en Sar, el Monbus Obradoiro se reencontró con su afición y con la competición en partido que corresponde ya a la segunda vuelta, aunque aún está por terminar la primera. Ante el Surne Bilbao acusó el parón y tampoco tuvo la fortuna de su parte en momentos puntuales y determinantes. En el tercer cuarto, tras empatar a 72 a falta de minuto y medio, encajó cinco puntos seguidos de Hakanson. En el último, con 89-90, a Ellenson se le salió un tiro libre; a Birutis, que tuvo su peor día, una canasta casi hecha; a Scrubb, un triple. Con ese 89-90 Delgado anotó un tiro libre, marró el segundo, el Bilbao cogió el rebote y Rafa Luz clavó un triple. Al final, derrota de las que duelen doble, 91-96. Y cuando 91 puntos no son suficientes para ganar, el análisis apunta en una dirección clara.

En la primera parte el colectivo de Moncho Fernández jugó siempre a remolque de su rival en el marcador. Flojeó atrás, consintió demasiadas canastas fáciles y se sostuvo en el partido porque a duras penas aguantó gracias a su producción ofensiva y al esfuerzo de Scrubb en el rebote ofensivo.

En el capítulo de las sensaciones también pintaba mejor para el conjunto vasco. En ataque tenía las ideas mucho más claras tanto para buscar las ventajas como para aprovechar los espacios y la superioridad física en las entradas hasta debajo del aro. Atrás, obligaba al Obradoiro a botar mucho el balón y Whitney le cogió bien la matrícula a Birutis, que siempre suele ser una buena opción para desatascar. Los locales no conseguían engranar marchas.