Los bases y Beliauskas


En el Obradoiro sabemos cuál es nuestro sino, el de sufrir, el de llevar tener trankimazin a mano. A pesar de llegar al último cuarto nueve arriba después de un grandísimo tercer cuarto, quien más quien menos estaba preparado para sufrir. Es normal que solo miremos lo nuestro, pero delante había un gran equipo que venía con una racha espectacular. Para llegar con esa ventaja a los últimos diez minutos, y para hacerla valer hasta el final, tuvieron mucho que ver los dos bases acompañados por Beliauskas, que dio un paso al frente. Sin olvidar a Enoch, que lleva varios partidos haciéndolo muy bien. Es una victoria de mucho mérito, por el cansancio después de jugar en Valencia y por las importantísimas bajas de Pozas y Robertson.

Es una victoria con valora añadido, lograda con las señas de identidad del Obradoiro, con el empuje, la garra, el genio y el pundonor. Insisto en el tercer cuarto, enorme tanto en ataque como en defensa. Y, al final, los triunfos sufridos saben tres veces mas que cuando se logran en los partidos más controlados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Tags
Comentarios

Los bases y Beliauskas