Moncho Fernández: «Hay derrotas que me duelen muchísimo más que esta»

El entrenador del Obradoiro considera que el resultado ante el Fuenlabrada pudo caer para cualquier lado


La ACB vuelve a permitir ruedas de prensa presenciales, aunque con restricciones. Moncho Fernández empezó su intervención por ese flanco: «Da gusto veros de nuevo detrás de los micrófonos».

Resumió la contienda en una frase: «Creo que el partido ha tenido varios partidos dentro». Y los fue desmenuzando: «El primer cuarto se ha jugado a lo que nosotros pretendíamos. Lo hemos hecho francamente bien tanto en el aspecto ofensivo como defensivo. A partir de ahí, tanto en el segundo como en el tercer cuarto, el encuentro ha sido jugado al ritmo ofensivo y defensivo que quería Fuenlabrada».

Y llegó el tramo decisivo envuelto en cierta locura: « Al inicio del último, cuando obtienen su mayor ventaja, se produce un cambio de rumbo. Nos volvemos a hacer con el partido, con mucho acierto. Llegamos a tenerlo ganado y por auténtica mala suerte se nos ha ido. Ha caído del lado fuenlabreño como pudo caer del nuestro si no hubiéramos perdido el último balón o hubiésemos metido el último triple».

El Alquimista de Pontepedriña abundó en el análisis:«Si analizamos las últimas jugadas, son demérito nuestro: un balón que perdemos de forma absurda y un tiro triple de uno contra cero para ganar. Pero, lógicamente, ha habido mucho mérito del Fuenlabrada para hacerse dueño del partido cuando cogieron esa ventaja que cogieron (13 puntos). Y ha habido mucho mérito del Obradoiro para volver a ponerse por delante». Insistió en que el resultado hubiese podido caer para cualquier lado y no hubiera sido injusto.

Una eventual victoria hubiese supuesto un gran paso hacia la permanencia. Confía en que el equipo sepa reponerse: «Las derrotas nunca llegan en buen momento. Espero que no nos pase factura en el plano anímico. Lógicamente, ahora el equipo está destrozado porque hizo un esfuerzo enorme para volver, tenía el partido en la mano y se nos fue en el último segundo».

Quizás por eso quiso también ofreció otra perspectiva: «Hay que quedarse con el baloncesto . Y el baloncesto dice que hemos competido contra un equipo que le tenía el partido ganado al Barça. Si nosotros de cien perderíamos una vez este partido, Fuenlabrada, de cien, perdería una vez el de Barcelona. Si hemos sido capaces de competir a ese nivel de exigencia es que estamos haciéndolo bien». Subraya que «el equipo cree y trabaja».

«Hay derrotas que me duelen muchísmo más que esta», concluyó. Y ya pone la lupa en las «muchas cosas buenas» que fue capaz de hacer el equipo.

Moncho Fernández no habló de «un último minuto fatídico, fueron tres segundos». Así vio la secuencia clave: «Hay tres segundos en los que hacemos una defensa fantástica, reboteamos y nos vamos a un lateral, driblando, que no deberíamos haberlo hecho, y lo perdemos». Y el último ataque fue bien interpretado, faltó el acierto. Insistió en que «antes hubo ocho minutos excepcionales».

Considera que la caída, después de un buen arranque, se debió a que «el nivel defensivo de Fuenlabrada subió» y el Obra dejó de hacer lo que le estaba dando resultados . Pero también destacó la reacción cuando peor pintaba: «Fuimos capaces de reinventarnos, cambiar la estructura y casi ganamos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Moncho Fernández: «Hay derrotas que me duelen muchísimo más que esta»