Duelo de necesitados en Illunbe

Gipuzkoa Basket y Obradoiro buscan oxígeno en la lucha por la permanencia


santiago / la voz

El Acunsa Gipuzkoa Basket y el Monbus Obradoiro se enfrentarán a partir de las 20.45 horas en Illunbe (Movistar TV, canal MD) en un duelo de alto voltaje entre dos equipos que luchan por la permanencia, dos de los más austeros de la categoría.

Para Moncho Fernández es el «partido más importante del año» porque «es el próximo». Nunca da rango de final a un encuentro cuando después quedarán todavía jornadas en las que la clasificación puede dar muchas vueltas. Y tampoco habla de rivales de otra Liga cuando el contendiente es alguno de los grandes, porque en la ACB cualquiera le puede ganar a cualquiera.

A principios de marzo, sin embargo, Magarity, pívot del GBC, decía en el Diario Vasco que «los partidos ante el Obradoiro y el Betis serán determinantes». Añadía un matiz: «Estos partidos, y evidentemente también el resto que quedan, pero estos dos, específicamente, serán los que determinen la temporada».

Solo cambios obligados

Independientemente de la carga que cada uno le pueda poner a la contienda, lo que está claro es que se enfrentan dos clubes modestos que solo han acudido al mercado de fichajes por las lesiones de larga duración, sin zarandear sus finanzas.

El GBC perdió a Echenique y fichó a Carlson. Y se fue Brandone Francis y no trajo a nadie. El Obra tuvo que moverse antes de empezar el curso. Se lesionó Ozmizrak y trajo a Oliver. Ahora está Pepe Pozas fuera de combate y los otros tres bases entran en la convocatoria, si bien juegan mermados. El club busca un refuerzo, pero no tendrá fácil encontrar un relevo para el último cuarto del campeonato.

En lo que se diferencian ambos equipos es en el tipo de baloncesto que proponen. Moncho Fernández diseccionó las líneas básicas del juego donostiarra antes de viajar. Es un equipo sólido en defensa que siempre trata de salir al contragolpe. Y, cuando no puede correr, tiene claros cuáles son sus principales focos de anotación y cómo buscarlos.

En opinión de Lucas Faggiano, base del Gipuzkoa Basket, la gran amenaza del Monbus Obradoiro está en la larga distancia: «Es un rival que tiene un baloncesto un poco distinto, a raíz de su dinámica de juego, con muchos tiradores peligrosos. Vamos a tener que estar muy atentos porque, con tantas amenazas de tres puntos que tienen ellos, si no estamos concentrados nos pueden hacer mucho daño».

En el capítulo de las bajas, Marcelo Nicola no podrá contar con uno de sus puntales, Pere Tomás, en cuarentena tras dar positivo en las pruebas del covid-19. El técnico argentino prefiere no extenderse en lamentaciones: «Pere es un jugador importante, como cada uno de los del equipo. No está, esperemos sobre todo que no sea nada grave, que tenga los menos síntomas posibles y que lo pase lo mejor posible, que su salud es lo más importante. Los demás jugadores tienen que dar un paso adelante, como cada vez que ha faltado alguien».

En las filas visitantes la única baja es la de Pepe Pozas. Y el gran reto para el cuerpo técnico es gestionar el nivel que puedan dar Kartal Ozmizrak y Albert Oliver. El dolor en un tobillo, en un caso, y en la planta del pie, en el otro, los está mermando en las últimas jornadas.

Así se presenta la contienda que librarán esta noche donostiarras y compostelanos, y que será arbitrada por Antonio Conde, Juan de Dios Oyón y Raúl Zamorano.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Duelo de necesitados en Illunbe