El Obradoiro está muy atento al mercado de bases

Preguntó por Rafa Luz, pero el Nevezis lituano declinó entrar en negociaciones


Las lesiones han convertido el puesto de base del Monbus Obradoiro en el más inestable del equipo este curso. Todos los directores de juego han sufrido algún tipo de percance. Incluso el que ya no está, Koniaris, que pidió la baja al mes de llegar y al poco de retornar a Grecia se dañó una rodilla.

Ahora el club redobla gestiones para tratar de reforzar esa posición, pero no lo tendrá fácil. Hasta el momento ya se ha encontrado con una negativa, la del Nevezis lituano, en el que recaló a finales de febrero Rafa Luz. En caso de haber podido explorar esa opción, tendría varias ventajas: es jugador cupo, acredita amplia experiencia en la Liga Endesa y trabajó a las órdenes de Moncho Fernández en el Obradoiro, por lo que la adaptación sería más rápida y más sencilla.

El club no puede acudir al mercado extracomunitario, ya que tiene cubiertas las dos plazas con las fichas de Robertson y Mike Daum. Y si busca un jugador comunitario o cotonú, para inscribirlo en acta Moncho Fernández tendría que decidir un descarte, en cada partido, entre Ozmizrak, Czerapowicz, Beliauskas, Cohen, Birutis y Enoch, o los propios Robertson y Daum.

El Monbus Obradoiro estrenó el 2021 en cuarentena, con dudas respecto a si Kartal Ozmizrak podría reaparecer esta temporada, con Pepe Popas recuperándose de un esguince de tobillo y con Rafa García de baja, tras pasar por el quirófano.

De ahí que optase por firmar a Koniaris, cedido por el Olimpiakós. Pepe Pozas se recuperó, Kartal Ozmizrak evolucionó mejor de lo esperado y Koniaris pidió la rescisión.

Cadena de contratiempos

Pero tras la marcha del base griego Pepe Pozas sufrió la lesión de rodilla que le ha obligado a decir adiós a la temporada. Ozmizrak dejó entrever su nivel ante el Estudiantes y el Baskonia. sin estar al 100 %. En las dos últimas jornadas, sin embargo, ha dado marcha atrás. Con más minutos y más carga de trabajo el dolor en el tobillo ha ido a más.

Coincide todo ello con que Oliver arrastra molestias en la planta de un pie, por lo que también juega mermado. Y Rafa García tiene el alta médica, pero le falta todavía para el alta competitiva.

Ante el Real Madrid Moncho Fernández repartió los minutos entre sus tres bases (Rafa García solo el último medio minuto), Álvaro Muñoz y Laurynas Beliauskas. Y ninguno terminó de coger el timón del partido.

Quedan once jornadas para que concluya la Liga Endesa. Los dos siguientes partidos serán desplazamientos para visitar a rivales directos, el Gipuzkoa Basket este sábado y el Fuenlabrada la semana próxima.

Así las cosas, el Obradoiro quiere fichar. Pero no lo tiene fácil, porque el mercado ofrece pocas piezas y no quiere precipitarse. Se mantiene fiel a la máxima de que no se trata de «fichar por fichar».

Parece poco probable que pueda haber novedades a muy corto plazo, aunque si se le presenta la oportunidad está dispuesto a dar el paso adelante.

En una tesitura similar están al menos otros dos clubes de la Liga Endesa, el UCAM Murcia y el Baxi Manresa, que también buscan base.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El Obradoiro está muy atento al mercado de bases