El Obradoiro claudicó ante un Real Madrid serio (71-87)

Empezó mal y jugó siempre a remolque de un rival que apretó cada vez que lo necesitó


Santiago

El Monbus Obradoiro se puso al día con los partidos pendientes sin poder cortar su mala dinámica de resultados. Enfrente estaba un Real Madrid que dominó de principio a fin. Le bastó con apretar en la salida y cuando el cuadro local amenazó con acercarse:

El conjunto santiagués encaró la contienda sabiendo que con Tavares en pista buscar canastas en el poste bajo es una actividad de riesgo. Nadie intimida tanto como el caboverdiano, un bloque de 220 centímetros con manos como raquetas, veloz y coordinado.

En el baloncesto actual, el tiro de tres cobra mucho relieve. También para el Real Madrid, con Carroll a la cabeza y una larga nómina de especialistas capaces de hacer un roto en un buen día.

Pues antes de llegar al minuto cuatro Moncho Fernández ya tuvo que pedir tiempo muerto, con 2-9, sin que Tavares destacase y sin que entrasen los triples blancos.

El Obra empezó mal. Se le escapó una canasta bien trabajada en la primera posesión, encajó los dos primeros puntos tras un rebote ofensivo de Taylor, una pérdida por un mal entedimienot entre Ozmizrak y Daum costó un dos más uno de Garuba...

Entró Oliver por Ozmizrak pero no cambió nada. Antes al contrario, Laprovittola afinó desde lejos y en seis minutos el marcador se fue a un 4-20 que era fiel reflejo del juego.

El Obradoiro mejoró con la entrada de Enoch. Y poco después Moncho Fernández optó por Álvaro Muñoz como base para tratar de frenar la producción del argentino. Laso reaccionó dando entrada a Alocén por Laprovittola. Los locales minimizaron daños. El Real Madrid solo añadió tres puntos en cuatro minutos y el cuarto se cerró con un 16-23.

En el segundo capítulo el Alquimista de Ponteperiña tardó poco en probar con el cuarto director de juego, Beliauskas, tras dos pérdidas de balón de Álvaro Muñoz.

Con mucho corazón, con un par de canastas de raza de Álex Suárez y con los mejores minutos en defensa el Obra se acercó a cinco 29-34. Y tuvo hasta tres triples para ponerse a dos, pero no entraron.

Kartal Ozmizak está pero no es Kartal Ozmizrak. Moncho Fernández dio descanso a Enoch y Birutis está, pero no es Birutis. Volvió a coger el mando Beliauskas, pero los triples dejaron de entrar (2/9 en el cuarto). Y el Real Madrid, sin forzar, volvió a estirarse, sin necesidad de exprimir a Tavares. Al descanso 32-42.

La segunda parte arrancó con Ozmizrak al volante, por poco tiempo, porque cometió dos faltas muy seguidas, se puso con cuatro y volvió Álvaro Muñoz.

El baloncesto se atropelló en los dos lados, con el Real Madrid llevando la iniciativa sin mayores problemas, con el Obradoiro apelando a la raza para no descolgarse. Consiguió llegar al último cuarto por debajo de la barrera de los diez puntos: 49-58.

Ahora era Oliver el que llevaba las riendas. Y en un arranque vigoroso los locales se acercaron a cuatro. Laso llamó a Tavares, Carroll clavó un triple, Causeur otro y la diferencia se fue a diez puntos en un visto y no visto.

Quedaban cinco minutos para que Carroll y Causeur exhibiesen lo mejor de su repertorio en ataque

FICHA TÉCNICA

Obradoiro 71: Ozmizrak, Robertson (18 ), Czerapowicz (7), Cohen y Daum (10) -cinco inicial-. Álvaro Muñoz, Oliver, Beliauskas (10), Birutis (6), Enoch (14), Áles Suárez (6) y Rafa García.

Real Madrid 87: Laprovittola (14), Taylor (6), Deck (3), Garuba (12) y Tavares (6) -cinco inicial-. Causeur (17), Abalde (4), Tyus (4), Alocén, Carroll (12) y Thompkins (6).

Parciales en cada cuarto: 16-23; 16-19; 17-16; y 22-29.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El Obradoiro claudicó ante un Real Madrid serio (71-87)