Moncho Fernández tiene un dilema con los bases

Deberá hacer un descarte para la convocatoria


El 27 de diciembre el Monbus Obradoiro jugó el último partido del año en Murcia sin Pepe Pozas, convaleciente de un esguince de tobillo. En aquel encuentro Rafa García se fracturó dos dedos y, de vuelta a Compostela, tuvo que pasar por el quirófano. El equipo entró en el año 2021 en cuarentena, por el brote de covid-19. Y más allá de tal contingencia, Moncho Fernández solo tenía un base disponible en ese momento. Albert Oliver; otro de baja médica por al menos ocho semanas, Rafa García; con Kartal Ozmizrak recuperándose en Turquía de un esguince con edema óseo; y con Pepe Pozas también convaleciente de un esguince.

El radar del mercado de bases llevaba ya días activado, pero ante tal tesitura el club intensificó la búsqueda. Y cuando se le presentó la oportunidad de hacerse con la cesión de Koniaris, no dudó en acometer la operación.

Ahora el Monbus Obradoiro tiene cinco bases en la plantilla. Y, a falta de lo que pueda suceder en los entrenamientos que restan de esta semana, todo apunta a que cuatro estén disponibles para el choque de este domingo. Kartal Ozmizrak está respondiendo de manera satisfactoria al progresivo incremento en la carga de trabajo, y ya lleva días participando en las sesiones de grupo.

Así las cosas, Moncho Fernández tiene un dilema, ya que se verá obligado a hacer un descarte en la convocatoria. Y no puede prescindir de ningún jugador nacional, para cumplir con la normativa de cupos. En consecuencia, tendrá que elegir entre Koniaris u Ozmizrak. Y si optase por incluir a los dos en la lista, el sacrificado deberá ser otro de los jugadores extranjeros.

Dado que el partido se disputará el domingo a las 12.30, es una incógnita que deberá despejar en la tarde del sábado, si opta por agotar los plazos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Moncho Fernández tiene un dilema con los bases