Rubén Vieira: «Cada jugador saldrá con un estado de forma diferente»

Manuel García Reigosa
M. G. REIGOSA SANTIAGO / LA VOZ

ANDAR MIUDIÑO

XOAN A. SOLER

Ese será el principal escollo para el Obradoiro en la vuelta a la normalidad

13 ene 2021 . Actualizado a las 17:33 h.

Es imposible establecer plazos. En el mejor de los casos, a principios de semana podrán empezar a hacer ejercicio físico algunos jugadores del Obradoiro, los que no se han contagiado hasta la fecha y siempre que una prueba PCR ratifique que siguen siendo negativos. Pero son minoría, incluyendo a Kartal Ozmizrak, que sorteó el brote porque se encontraba en esas fechas en Turquía, con permiso del club, recuperándose de su esguince de tobillo.

El preparador físico, Rubén Vieira, trabaja ya en la vuelta a los entrenamientos y advierte de que habrá incógnitas que solo se podrán ir despejando sobre la marcha, «porque cada caso es distinto».

Por una parte está la inactividad durante los diez días de cuarentena: «No es la situación idónea, porque hay un estado de forma que se pierde, pero que es recuperable».