Rafa Silva: «No sé si el Corpiño o el exorcista, pero uno nos hace falta»

El 29D dejó en el Obra dos dedos rotos, un esguince y un positivo en covid-19


SANTIAGO / LA VOZ

El 29 de diciembre no pasará a la historia como uno de los mejores días del Monbus Obradoiro. Por la mañana el club confirmaba el peor de los pronósticos en la lesión de Rafa García: rotura de los dedos meñique y anular de la mano derecha. Ya pasó por el quirófano y deberá estar ocho semanas alejado de las canchas.

En el mismo comunicado la entidad dejaba constancia de que Álvaro Muñoz sufre un esguince de tobillo con edema óseo. Fue también en una acción fortuita en el partido de Murcia. La del base, en la primera jugada. La del alero, en los compases iniciales, aunque los dos forzaron para poder completar el choque. El tiempo de baja de Álvaro Muñoz dependerá de la evolución, difícil de precisar cuando hay una inflamación en la articulación.

El panorama todavía se complicó con el paso de las horas. Para las 13.30 estaba previsto el acto de entrega de la recaudación del partido solidario que todos los años organiza el club en colaboración con Gadis. Y tenían que asistir, en representación de la plantilla, Álvaro Muñoz y Albert Oliver.

La confirmación

Ninguno pudo comparecer porque a esas horas de la jornada un integrante del equipo estaba ya aislado del grupo, a la espera de resultados para saber si se había contagiado con el covid-19. Avanzada la tarde el club confirmó que tanto los dos test de antígenos que había realizado como la prueba PCR habían dado positivo.

Ayer por la tarde también se sometieron a las PCR los restantes integrantes de la plantilla y el cuadro técnico. Y hoy se sabrá si hay más casos. Con uno más se mantiene el partido del domingo frente al Estudiantes. Con tres o más positivos en el grupo, habría que aplazarlo.

La situación del equipo tiene un punto kafkiano, con una plaga de esguinces que no cesa, con tres bases lesionados al mismo tiempo y, ahora, con la amenaza del covid-19. Es tan singular como la reflexión que hacía el consejero del club, Rafa Silva, en el acto de entrega de la anteriormente referida recaudación solidaria, ante la atenta mirada y escucha de fray Joaquín Pulleiro: «Vamos a ir al Corpiño. Este año no sé si el Corpiño o el exorcista, pero uno de los dos nos hace falte. Lo de este año es horrible».

Abundó en su argumentación: «Estaba hablando con el médico y me dice que hemos tenido siete lesiones de tobillo esta temporada. En todas los años de ACB, fuertes hemos tenido tres. Nuestro base está sin jugar, Pepe a ver si se recupera y, Rafa, por desgracia, tiene para un cierto tiempo por la fractura, que fue en la primera jugada, en el primer minuto del partido. A ver cómo nos reponemos».

Si el covid-19 no lo impide, el Obradoiro recibirá el domingo al Estudiantes. El consejero ve pocas opciones de que Álvaro Muñoz y Pepe Pozas puedan estar en la convocatoria, a sabiendas de que ambos pondrán todo de su parte para que así sea: «Álvaro dice que sí. Es muy duro, es todo pundonor, pero hay que ver cómo evoluciona ese tobillo para no poner en peligro no un partido sino el resto de la temporada. Es muy pronto todavía. Con Pepe no hablé, pero si tiene una posibilidad entre mil de jugar, estará en el encuentro. Es todo compromiso, implicación y pundonor. Si está en condiciones mínimas para jugar, lo hará, porque es así. Pero también hay que tener la cabeza fría para no estropearlo de cara a los siguientes partidos».

En cuanto a lo que puedan dictaminar las pruebas PCR, no se atrevió a hacer pronósticos: «Este virus es muy raro. Hay que esperar a las pruebas de confirmación. Todo parece indicar que es un positivo. La diferencia con la primera jornada es que entonces no había síntomas y ahora parece que sí». Y se confirmó.

Fray Joaquín prefirió apelar al espíritu de superación del club y dejar a un lado otro tipo de invocaciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Rafa Silva: «No sé si el Corpiño o el exorcista, pero uno nos hace falta»