Corbacho y Adrián, dos épocas en la historia del Obradoiro

Manuel García Reigosa
M. G. Reigosa EL PERISCOPIO

ANDAR MIUDIÑO

SANDRA ALONSO

El alero tiene el récord de triples en la ACB, el pívot sumó diez temporadas en el primer equipo durante la travesía judicial

09 dic 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Al Obradoiro Club Amigos Baloncesto, como a cualquiera por obra y desgracia del covid-19, le ha tocado aplazar los fastos de una temporada histórica, la de su cincuenta aniversario. Quedará para la historia como el curso en el que se jugaron partidos a puerta cerrada en Sar. Y cuando la pandemia lo permita, llegará el momento de empezar a recuperar los actos programados para la ocasión, que ahora se encuentran en modo de espera.

Entre ellos, el reconocimiento a Tonecho Lorenzo con la retirada del número 14 que siempre lució en su etapa como jugador. Es un referente de la primera etapa del Club Amigos Baloncesto y es el mejor embajador que puede tener, siempre dispuesto a sumar y a colaborar.

El club, que ha salvado obstáculos de todo tipo y pelaje, vive ahora su etapa más estable. A quienes están escribiendo la historia de esta década dorada, en la gestión y en el banquillo, algún día también les llegará el turno del reconocimiento. Y cuantos más años sigan protagonizando esa historia, mejor para la entidad.