El Obradoiro examina su vocación ofensiva ante un Málaga en alza

El rival promedia un 40 % o más en triples en las tres últimas jornadas


redacción / la voz

El Monbus Obradoiro visita a otro de los grandes presupuestos de la Liga Endesa. A las 12.30 medirá fuerzas en el Martín Carpena (Movistar TV, MD) con un Unicaja de Málaga que todavía no conoce la victoria en su feudo pero que está siguiendo una línea ascendente y que viene de firmar su mejor partido este viernes en Zaragoza.

El colectivo de Moncho Fernández llega con un balance de cinco victorias y tres derrotas, y la sensación de que podía ser mejor. Ante el Valencia cayó por un punto y una canasta fuera de tiempo de Robertson. Cuestión de décimas. En el Wizink Center acusó la descalificación de Moncho Fernández en el tercer cuarto, cuando mandaba en el marcador con ocho puntos de renta.

Al mirar hacia atrás, el conjunto santiagués solo echó un borrón, en Bilbao. Salvo en el primer cuarto, fue siempre a remolque. Pero incluso en un mal día mostró una de las señas de identidad de esta temporada, su perfil ofensivo, ya que se fue a más de ochenta puntos. El partido se le escapó porque solo capturó veinte rebotes y perdió diecisiete balones.

Los números dicen que este Monbus Obradoiro es el más anotador de los últimos años. Es el quinto que más anota en la Liga Endesa, con una media de 84,13 puntos por encuentro. Y una de las claves está en el acierto, ya que es tercero en el porcentaje de tiros de dos (57,25 %) y quinto en triples (38,74 %). Es un equipo que puntúa más, pero también encaja más.

Moncho Fernández evitó ser categórico al ser preguntado si el equipo de este año, a diferencia de otras campañas, depende más de su ataque que de su defensa. Y puso en valor el trabajo en la retaguardia: «Cualquier aseveración absoluta siempre tiene alguna esquirla. Creo que hemos defendido muy bien contra Valencia y contra Gran Canaria. Contra el Valencia hablamos de la pérdida en el rebote defensivo. Sin embargo, hay cuatro o cinco acciones con cuatro rebotes en la misma acción. Al final, los números engañan un poco. Somos el único equipo que ha dejado al Gran Canaria en cero puntos de contraataque. Eso es dificilísimo».

Abundó en su análisis: «Ante el Valencia estuvimos a décimas de segundo de ganar y no fue precisamente nuestro mejor partido ofensivo. Creo que estuvimos desacertados, fundamentalmente en el tiro exterior. Ambas partes del juego están relacionadas y ambas condicionan el resultado final».

En el Martín Carpena se va a encontrar con un rival que va claramente a más. Sorprende verlo en la cola de la clasificación de los rebotes, aunque ha sido capaz de sacar partidos adelante pese a perder esa batalla. Le sucedió en Valencia. En las tres últimas jornadas está promediando un gran porcentaje en el acierto de la larga distancia, igual o superior al 40 %.

Todos los aleros son una seria amenaza desde detrás del arco. También está brillando en esa faceta Abromaitis. Y otro que se suele sumar es Carlos Suárez, que esta temporada está jugando menos minutos.

Bajas en ambos equipos

El Obra comparecerá en Málaga con la baja de Mike Daum, que se recupera de la lesión de tobillo que sufriese en Gran Canaria al pisar a un compañero y torcerse la articulación. Cohen y Álex Suárez se repartirán los minutos en la posición del cuatro.

En las filas locales la gran novedad es el regreso de Jaime Fernández, que se había lesionado en la Copa del Rey y ya reapareció en Zaragoza. Luis Casimiro no podrá contar todavía con Gal Mekel y tampoco con Dragan Milosavljevic.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El Obradoiro examina su vocación ofensiva ante un Málaga en alza