Eficiencia en ataque


La Liga Endesa ha empezado acelerada. Al hecho de jugar tres jornadas en una semana hay que sumarle el ritmo endiablado de muchos equipos en estos primeros partidos, con varios registros por encima de las ochenta posesiones.

La tendencia de las últimas temporadas indica que la importancia en el acierto en los lanzamientos de campo está aumentando muy por encima de otros parámetros, como las pérdidas o el tiro libre. Es decir, su peso en la probabilidad de victoria es cada vez mayor. Esta circunstancia exige adaptarse, es necesario buscar nuevas vías para anotar eficientemente antes de optimizar la defensa, y compensa gastar recursos para atacar mejor. La excelencia ofensiva tiene premio casi siempre.

Teniendo en cuenta este encuadre, hay detalles que son imprescindibles para optar a la victoria, como analizar el contexto para balancear correctamente el número de tiros de dos y de tres, seleccionar muy cuidadosamente qué jugador y en qué circunstancias consume cada lanzamiento, e intentar controlar el ritmo del partido.

Anoche se jugaron 81 posesiones, el Obra perdió la batalla de las pérdidas y de los tiros libres, pero ganó el rebote y, sobre todo, la eficiencia en los lanzamientos de campo. Hizo 1,13 puntos por tiro, dejando a Manresa exactamente en 1, básicamente porque logró que los bases manresanos, Dani Pérez y Tabu, consumieran el 30 % de los lanzamientos del equipo restándolos de los escoltas, la principal vía de anotación de los locales en los partidos de pretemporada y contra Estudiantes en la primera jornada de Liga, para cerrar una fantástica victoria.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Eficiencia en ataque