¿Habrá público en el fortín de Sar?

El Obra espera que se apliquen las mismas restricciones que a otros espectáculos


Arranca la cuarta semana de trabajo de la pretemporada más azarosa y complicada para el Monbus Obradoiro. Cada día es un desafío en un mar de dudas y una de las que se tiene que despejar a lo largo de los próximos días es la que atañe a la posibilidad de que haya público, con restricciones de aforo, en los partidos de casa.

Esa batalla libra su tramo final, siempre a expensas de que los datos de la evolución de la pandemia puedan obligar a adoptar medidas más restrictivas sobre la marcha. O a suavizarlas. En cuestión de días habrá asamblea de la ACB, para el sorteo del calendario. Y la patronal espera que el CSD y las autoridades sanitarias hayan determinado para entonces el marco en el que se deberán celebrar los partidos.

El Obradoiro va a cerrar el mes de agosto con unos 2.500 abonados y trabaja con el objetivo de que puedan asistir a los encuentros de Sar. Hasta la fecha se ha movido en un contexto equiparable a las alegaciones previas, sin perder de vista que los criterios que aplique el Consejo Superior de Deportes pudieran no ser coincidentes que los que están fijando las comunidades autónomas. Ante la posibilidad de que el CSD opte por partidos a puerta cerrada para las competiciones de Primera y Segunda División de fútbol, y también la Liga ACB, argumenta que el Ministerio de Cultura y Deporte, al que está adscrito el CSD, sí permite público en cines y teatros. Y se podría dar la paradoja de que no hubiese permiso para una contienda de baloncesto en Sar, pero sí para un concierto. Y eso a pesar de que, en caso de haber un brote, sería mucho más fácil rastrear y llegar a quienes asistieron a un partido, porque el club tiene todos los datos.

También cabe la posibilidad de que un equipo de ACB no pudiese jugar con público y en ese mismo escenario sí se celebrasen partidos de otras competiciones con aficionados en las gradas.

Esta semana se presume clave para saber si la Liga Endesa podrá empezar con limitación de aforo pero con seguidores, o bien con partidos a puerta cerrada.

También debería ser la semana en la que queden fijados los criterios para una eventual suspensión de partidos cuando las pruebas PCR detecten contagios en un equipo. Todo apunta a que si se constatan más de dos, y no necesariamente los dos de jugadores, se aplazaría la contienda. Y llegado ese punto, también tendrán que establecerse las condiciones para la recuperación de esa contienda en el calendario.

La situación es sumamente complicada y más teniendo en cuenta que la Liga Endesa arrancará días después de que lo haga el curso escolar, en unas fechas en las que muy posiblemente vuelva a crecer el índice de contagios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

¿Habrá público en el fortín de Sar?