El COVID-19 pone al Obradoiro ante un desfase de unos 900.000 euros

El club, que ha aplicado un ERTE, trata de atenuar el impacto y empezar a sentar las bases de la temporada de su quincuagésimo aniversario


La temporada 19/20 ya es historia para el Monbus Obradoiro en la parcela deportiva. Ahora el club centra todos sus esfuerzos en buscar la manera de atenuar, en la medida de lo posible, un impacto económico que actualmente se aproxima a los 900.000 euros. A la par, intenta ir sentando las bases del proyecto para la campaña venidera. Está llamada a ser una travesía especial, porque en octubre la entidad cumple cincuenta años. Todo ello se envuelve en un contexto en el que la incertidumbre, propiciada por la epidemia del COVID-19, complica cualquier planteamiento de presente y de futuro.

Una vez que se decretó el estado de alarma, el Obradoiro dio libertad a sus jugadores para que regresasen con sus familias, si así lo preferían y con el compromiso de retornar en caso de que se pudiese reanudar la competición. Seis optaron por hacer las maletas: Fletcher Magee, Earl Calloway, Nick Spires, Chris Czerapowicz, Laurynas Beliauskas y Aleix Font.

Al propio tiempo, el club aplicó un ERTE que afecta a toda la plantilla y los trabajadores y que incluye una serie de mecanismos compensatorios en función de determinadas variables. Entre otras, la duración del estado de alerta sanitaria o el hecho de que se reanude o no la competición.

Hay cuestiones que todavía no está cerradas, sobre todo las relacionadas con los ingresos pendientes por derechos de retransmisión televisiva y por determinados patrocinios.

Compensación a abonados

En cuanto las circunstancias lo permitan, el Obradoiro tiene previsto celebrar un consejo de administración en el que espera poder acotar, con más precisión, el horizonte económico al que se enfrenta. Y una de las cuestiones que estará sobre el tapete es la compensación a los abonados por los partidos que no se han podido disputar esta temporada en el Multiusos de Sar. Son cinco, los correspondientes a las visitas del Joventut, Gran Canaria, Tenerife, Málaga y Zaragoza.

A domicilio el colectivo de Moncho Fernández todavía debía jugar en las pistas del Betis, Barcelona, Fuenlabrada, Estudiantes, Real Madrid y Burgos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

El COVID-19 pone al Obradoiro ante un desfase de unos 900.000 euros