Mike Daum: «Moncho da libertad y confianza »

El ala pívot hace un balance muy positivo de sus primeros seis meses en el equipo


Mike Daum es de esos jugadores que transmite energía positiva, de los que viven pegados a una sonrisa. Tiene predisposición a bailarlo todo y de ahí ha ido tomando cuerpo la manera de celebrar las victorias el equipo, con una coreografía que va añadiendo detalles. Llegó como un cuatro con buena mano para el triple y las circunstancias han propiciado que también tenga que adaptarse a la posición de tres. Lo está haciendo de buen grado, y con buenos números.

-Han pasado ya seis meses desde su llegada. ¿Ve satisfechas sus expectativas?

-Sí, todo está siendo maravilloso. Era una situación nueva salir de Estados Unidos y venir a España para jugar al baloncesto. No sabía qué esperar, pero todo ha sido súper positivo. Los compañeros son increíbles, la ciudad nos ha dado una cariñosa bienvenida, al igual que la afición, la experiencia está siendo fantástica.

-¿En consecuencia, una fácil adaptación?

-Sí. No sabía que esperar cuando vine aquí por primera vez, pero todo estaba organizado, todo el mundo fue muy agradable conmigo y eso ha provocado que la adaptación haya sido sencilla.

-¿Esa adaptación ha sido más complicada en lo que se refiere al baloncesto y la competición?

-Puede ser. Estoy pensando en una cosa que haya sido especialmente difícil. Yo sabía que el salto a nivel profesional iba a suponer dificultades. Sin duda, tengo que destacar el físico, porque los jugadores son más físicos en esta liga. Una de las cosas que, no diría difíciles pero sí de las que más me llamaron la atención, es el repertorio de las habilidades tanto ofensivas como defensivas que cada jugador tiene que poner en práctica. Todo el mundo aquí es un buen jugador, obviamente, porque la ACB es una liga fantástica. Procuro fijarme en todos los pequeños detalles, digamos que hay que prepararse para cada partido

-¿Y el baloncesto de Moncho? ¿Cuál es la mayor dificultad?

-No fue muy difícil acostumbrarse porque la manera de jugar de Moncho está muy bien. Nos da mucha libertad. Tenemos muchos tiradores buenos en el equipo y él nos da confianza para que nos juguemos los tiros con libertad. Es por esto que pienso que acostumbrarme al juego de Moncho ha sido fácil.

-Pero hay que estar leyendo y procesando cada momento del partido.

-Sí, así es. Hay diferentes opciones en todas las jugadas y en cómo puedes sacar ventaja en cada una de ellas, pero al final del día pienso que si trabajas duro las cosas salen.

-¿Qué sintió cuando le dijo que iba a jugar también en el perímetro?

-Estaba emocionado. Jugué un poco como alero en el instituto pero está fue la primera vez en la que me cambiaron a esa posición de una manera más estable, no como algo puntual. Para mí ha sido fantástico, y una forma de ponerme a prueba, una oportunidad, porque me he tenido que convertir en mejor defensor, mover mejor mis pies, cubrir a jugadores más pequeños que yo y aguantar el tipo, pero a la vez me ha dado muchas más opciones ofensivamente hablando. Creo que es una gran oportunidad y, sobre todo, porque quiero hacer todo lo que esté en mi mano para ayudar a que este equipo gane. Jugar en el perímetro es lo que me ha tocado, y yo encantado de hacerlo.

-¿Es divertido?

-Sí lo es. Es una nueva experiencia, me ha enseñado a mí mismo que puedo jugar en otras posiciones y no solo como un jugador grande cerca del aro.

-¿Prefiere dentro o fuera?

-Me gustan las dos funciones. Me gusta mucho tirar de tres, meter canastas de tres te da más puntos que de dos, pero al mismo tiempo no tengo problema en meterme hacia dentro y me gusta llevar a mi contrincante debajo del aro y anotar ahí también.

-¿Los rebotes son un problema para el equipo?

-Definitivamente es un problema. Lo hablamos antes de cada partido, la importancia de las perdidas y los rebotes. Pero, sobretodo, para nosotros la losa son los rebotes. Rebotear no requiere ninguna habilidad especial. Es más una cuestión de quién va con más energía o con más esfuerzo para quedarse con el balón. Ahora tenemos unos días para prepararnos y centrarnos en el rebote, en cerrar al oponente, porque, efectivamente, cuando hemos estado bien en el rebote hemos ganado.

-¿Es usted el ideólogo del baile cuando el equipo gana?

-Empecé haciéndolo. El simple hecho de meterme en el medio y bailar un poco es algo que hemos convertido en costumbre y es algo que tenemos que ir mejorando en la segunda vuelta.

-Supongo que no todos los jugadores tienen ritmo.

-Hay otros compañeros en el equipo que tienen ritmo, y quiero ver a alguno bailar un poco más. Algunos tienen menos ritmo. Por ejemplo, Vlady no tiene, para nada. En cambio, Calloway lleva el movimiento dentro. David es el bailarín secreto. Tenemos gente en nuestro equipo con ritmo. Magee, un poco. El mejor Calloway, seguro, aunque lo mío también está bien, yo creo que estaré en el top (risas).

-¿Sería capaz de bailar el Miudiño?

-Nooo. Demasiada tradición en esa canción para que la arruine con un baile.

-¿Usted y Brodziansky son los Blues Brothers?

-Moncho tiene cien nombres para nosotros: Pili y Mili, Mickey y Minnie... Vlady es uno de mis mejores amigos en el equipo, tenemos una conexión especial porque los dos sonreímos mucho, nos reímos mucho, nos divertimos juntos y con el equipo.

-¿Cómo es Moncho enfadado?

-Diría que él no es una persona enfadada. Se frustra con nosotros a veces. A Moncho, como entrenador jefe que es, le gusta buscar la perfección. Quiere ganar, como todos. Pero es consciente de que todos intentamos dar lo mejor de nosotros todos los días en los entrenamientos y sé que es una persona divertida. Nos hace reír en los entrenamientos, siempre es el primero que quiere que lo pasemos bien y hacernos reír, sabemos que se preocupa por nosotros.

-¿Pero en esos momentos de enfado es mejor no estar cerca?

-Cuando se enfada es mejor dar un pasito atrás, pero a la vez quieres estar ahí, a su lado, para solucionar lo que está pasando. Somos una familia como equipo.

-¿Su comida favorita aquí?

-Es una buena pregunta, es una pregunta difícil, porque me encanta la comida. Las patatas, las gambas, el arroz es increíble, el pulpo más o menos... Estoy pensando en algo específico que me ha gustado. El pan, si tuviese que decir algo sería el pan, el aceite de oliva y el pan.

-¿Y su lugar favorito en la ciudad?

-Tengo unos cuantos. Me encanta la catedral, dar una vuelta por la zona vieja, los parques, el que está cerca de la catedral o del Corte Inglés. Me encanta ir allí a pasear cuando hace buen tiempo, lo único que necesitas a veces es un chubasquero. Es un plan perfecto.

-¿Aficiones?

-Los videojuegos y estar con mis amigos

-¿Conoce a DJ Mario?

-No lo conozco.

-¿Supersticiones?

-Más que supersticiones, diría rutinas. A veces durante el día tengo que rezar. En los entrenamientos, en algunos momentos, tengo que correr y tocar el centro de la pista.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Mike Daum: «Moncho da libertad y confianza »