El Obradoiro dimite tras el descanso

El equipo compostelano aguantó contra el Baskonia hasta que se secó la fuente de los triples


El Monbus Obradoiro cayó con claridad en el Buesa Arena, una de las canchas que peor se le dan. Tuteó al Baskonia mientras le entraron los triples, en los primeros ocho minutos. Regaló los últimos segundos del segundo cuarto y jugó a merced del rival tras el intermedio. Moncho Fernández hizo debutar a Beliauskas, no forzó la reaparición de Álvaro Muñoz y tampoco echó mano de Kostas Vasileiadis.

El partido empezó mal para los santiagueses, con dos pérdidas de balón que le costaron un 5-0 de salida. Era el escenario que más temía el Alquimista de Pontepedriña, porque el Baskonia basa mucho su baloncesto en las transiciones rápidas.

Tampoco estuvo fino en el primer cuarto el Obradoiro en el rebote. Concedió cinco debajo de su aro y el rival anotó 11 puntos en segundas opciones, a los que sumó cuatro al contragolpe.

A pesar de todo el Obradoiro consiguió cerrar los diez minutos del arranque con empate a veinte en el marcador gracias a su acierto en el lanzamiento triple. Cada equipo estaba haciendo daño en sus puntos fuertes.

El segundo acto no fue generoso con el Obradoiro, que empezó muy acertado y llegó a coger cinco puntos de renta.

En este cuarto los locales defendieron mejor el perímetro y, si bien tuvieron más problemas para anotar en segundas opciones, hicieron mucho daño en el poste bajo, su gran vía de anotación.

El Obra solo encontró un triple de Aleix Font y se fue al descanso seis abajo porque regaló dos veces. Con 42-39 tenía la última posesión. Magee telegrafió un pase innecesario y robó Shengelia. El Baskonia tuvo un saque de fondo con menos de dos segundos y el georgiano clavó un triple. De lo que debería haber sido un empate, una diferencia de uno abajo o como poco una desventaja de tres se pasó a una de seis.

El tercer cuarto fue matador para el colectivo de Moncho Fernández. El Baskonia encontró el antídoto en defensa, secó la fuente de los triples, empezó a correr. Y el Obra no fue capaz de cambiar esa decoración. Christon gobernaba y Shengelia acompañaba sin levantar jamás el pie del acelerador.

En la pintura no había espacios. En el perímetro se atascaron las escopetas y con 56-46 Moncho Fernández pidió tiempo y dio la batuta a Beliauskas, quizás viendo que el rival solo concedía tiros al base y Pepe Pozas no tenía el día. El lituano no tuvo un buen estreno, con dos pérdidas de balón y un triple errado. Volvió Navarro, pero ya nada cambió.

El último cuarto siguió con la misma dinámica, salvo en el tramo final, en el que el Obradoiro recuperó acierto en el triple y pudo maquillar el marcador.

Sin acierto, sin un buen día en el control de las pérdidas de balón y por debajo en la batalla del rebote era misión imposible. Y así se reflejó en el resultado final.

FICHA TÉCNICA

Baskonia 83: Christon (6), Janning (5), Shields (11), Eric (11) y Shengelia (19) -cinco inicial-. Dipo (7), Sergi García (3), Fall (4), Stauskas (6), Dragic (7), Polonara (4) y Miguel González.

Obradoiro 69: Pozas (3), Magee (6), Czerapowicz (8), De Zeeuw y Kravic (20) -cinco inicial-. Beliauskas, Brodziansky (14), David Navarro, Font (5) y Daum (13).

Parciales en cada cuarto: 20-20, 25-19, 23-13 y 15-17.

Árbitros: Cortés, Oyón y Martínez.

Incidencias: Buesa Arena. Viegésimo primera jornada de la Liga Endesa, con 8.645 espectadores en las gradas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Tags
Comentarios

El Obradoiro dimite tras el descanso