Koke Rama: La mano de Dios


SANTIAGO

La previa del partido ya arrojaba el dato de una estadística desfavorable al Obradoiro en los enfrentamientos en Sar contra Fuenlabrada, con siete victorias para los madrileños y solo dos para los compostelanos. Y así pudo ser de nuevo si no lo remedia una maravillosa manopla de Mike Daum sacada de dios sabe dónde en forma de palmeo para colocar la sexta victoria de la temporada en el casillero del conjunto obradoirista.

En Sar presenciamos un partido en donde los continuos parciales de 6 y 8 puntos hicieron el llamado efecto «goma» durante casi todo el enfrentamiento. Por parte fuenlabreña, tanto Tomás Bellas como Marc García mantuvieron el flujo ofensivo durante buena parte del encuentro, para luego desaparecer en el último cuarto.

En el Obra, Brodziansky realizó uno de los mejores partidos que le recuerdo en Sar. Estuvo, además, muy bien secundado por Czerapowicz y por la intendencia de Daum.

Mal día en el triple, con un balance de 6/26, lo que lastró mucho el ataque. Pero, sin embargo, dominamos el rebote. En el último cuarto, el equipo subió las revoluciones en defensa para sumar una victoria importante ante un rival de nuestra liga.

Ahora viene el Estudiantes, el día de los Santos Inocentes. Será el próximo sábado en Sar. Esperemos que el Obra pueda lograr la séptima y encarrilar un porcentaje importante de victorias de cara a la salvación.

Así, no me queda más que desearle felices fiestas a todo el obradoirismo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Koke Rama: La mano de Dios