El Obradoiro desconfía de la clasificación

Moncho Fernández advierte de que las tres victorias del Betis no son fiel reflejo de su baloncesto


santiago / la voz

El Monbus Obradoiro regresó de Valencia con la sensación de haber dejado escapar una oportunidad en la Fonteta, tal y como reconoció Moncho Fernández. Pero la competición no da tregua y en el horizonte aparece ya el Betis, que visitará Sar el domingo a las 12.30 horas. Llega con solo tres victorias en su haber, pero el Alquimista de Pontepedriña avisa: «Las clasificación no refleja el potencial ni el juego del equipo andaluz». Subraya que es más de lo que dice ese balance.

El conjunto verdiblanco se quedó hace un par de semanas sin su jugador franquicia, el alero K. C. Rivers, al propio tiempo el más caro de la plantilla. Pero ha reaccionado bien, a la espera de algún fichaje, sin prisa, para cubrir ese hueco.

El entrenador del Obra apunta que los tiros que consumía K. C. Rivers, «un número importante», se reparten ahora entre varios compañeros. «Creo que -añade-, desde fuera, no se han resentido, que el equipo ha funcionado muy bien y los jugadores que ahora disfrutan de más minutos lo han suplido perfectamente. Si solo nos remitimos al último partido, vemos que jugaron de forma excepcional, no solo con muchísimo acierto, sino con un despliegue físico y de intensidad enorme. Acabaron apabullando al Estudiantes».

Le gusta la puesta en escena que hace el Betis y llama la atención sobre la capacidad para anotar de tres: «Es uno de los equipos que mejor anota desde 6,75, por porcentajes y puntos, porque tiene muchos jugadores que pueden hacerlo». También destaca el rendimiento defensivo: «Tiene mucho trabajo detrás. Nos encontramos con defensa individual, con presiones a toda pista, dos contra uno, zona tres dos, zona match up... Es un equipo solidario, que trabaja mucho. Y también tiene individualidades, jugadores de gran nivel, como Slaughter, Conger, los dos bases, Shane Whittington, Nacho Martín...».

Sabe que el Monbus Obradoiro se va a encontrar con un rival muy activo en defensa, con un «gran despliegue físico, con muchos robos, mucho trabajo de uno contra uno».

Juego desde el poste bajo

Y también sabe que será un rival incómodo que «genera mucho en el uno contra uno a partir de la calidad individual de sus jugadores, bien para finalizar directamente bien doblando para buscar tiros con alto porcentaje. No solo encuentra los tiros de tres a través de situaciones más habituales, como puede ser el pick and roll o las salidas bloqueadas, sino a través del posteo de sus jugadores». Y ahí llegará una complicación añadida porque «los dos bases postean, los dos treses postean, los doses postean... Desde las ayudas que reciben doblan el balón. Es un equipo que explota muy bien sus virtudes».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El Obradoiro desconfía de la clasificación