Confianza y defensa


Hay victorias que valen su peso en oro. La conseguida ante el Manresa es una de ellas.

Se enfrentaban los dos colistas de la Liga Endesa, en un choque en donde el perdedor podía salir muy tocado. Verse tan abajo en la clasificación adquiere a veces un componente psicológico difícil de llevar.

Fue un partido de parciales abultados por parte de los dos equipos, en donde el Obra llevó la iniciativa durante los primeros 12 minutos del encuentro. Pero llegó la gran desconexión y tras un 21-34 nos encontramos con un parcial de más 21 para el Manresa, que le permitió colocarse a mediados del tercer cuarto con un preocupante 56-48. Buena culpa de este parcial la tuvo Ryan Toolson. Nadie fue capaz de pararle.

Cuando parecía que el partido se ponía cuesta arriba, aparecieron dos jugadores claves: Aleix Font y Maxime de Zeeuw. Frenaron la sangría y provocaron un parcial favorable para los gallegos de 6-20, para finalizar así el tercer cuarto con 6 arriba para el Obradoiro.

En el último cuarto, supimos mantener la concentración con un juego colectivo digno de mención, ayudados, eso sí, por un Manresa demasiado errático en el tiro exterior (5 de 26 triples, con un 19 % de acierto) y con muchas pérdidas de balón (un total de 17).

Debemos destacar los 15 rebotes ofensivos y, sobre todo, la defensa de la segunda parte. En Manresa se vio un equipo que realmente quiso defender.

Ahora, viene el Andorra en la siguiente jornada a Sar. Encadenar dos victorias seguidas hará crecer la moral del colectivo obradoirista y la confianza del equipo.

Xa chove un pouco menos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Confianza y defensa