El Obradoiro busca más consistencia

El vestuario valora el nivel mostrado ante el Tenerife y el Madrid y reconoce el bajón de los finales


santiago / la voz

El Monbus Obradoiro progresa. En seis jornadas solo lleva una victoria. Pero por Sar ya han desfilado el Barcelona y el Real Madrid y lejos de casa ha visitado al Tenerife y a un Zaragoza que alarga el estado de gracia de la pasada campaña. En los dos últimos encuentros el colectivo de Moncho Fernández compitió y llegó con opciones al tramo final. En el Santiago Martín los últimos cuatro minutos fueron demoledores. El sábado aparecieron un Sergio Llull que disfruta en la hoguera y un Rudy Fernández que siempre es un valor seguro en la retaguardia y que mató el partido con el único triple que anotó. El análisis en el vestuario, nada más acabar el encuentro, apuntaba en la misma dirección: la consistencia tiene que durar cuarenta minutos y hay que gestionar mejor los desenlaces.

Dejan Kravic lo resumió en un párrafo: «Tanto en este partido como en el anterior jugamos de tú a tú al rival durante 36 minutos y nos desinflamos en los cuatro últimos. Tenemos que seguir trabajando en ser constantes y jugar duro los cuarenta minutos. Ellos saben como ganar partidos apretados (en referencia al Real Madrid) y eso es algo en lo que todavía tenemos que mejorar».

El pívot serbio firmó un extraordinario duelo en su emparejamiento con Tavares. Supo buscarle las cosquillas: «Cuando juegas contra uno de los mejores defensores de Europa en el juego interior sabes que tienes que aportar toda tu energía para competir y eso es lo que intenté hacer durante todo el partido».

Mike Daum, otro de los destacados del Obradoiro, ponía más el acento en el potencial del adversario: «Jugamos muy concentrados durante todo el partido y al final se nos escapó el trabajo por dos tiros de calidad del Real Madrid. Debemos seguir en esta línea y mejorar en la concentración en los últimos minutos de partido».

El análisis de Álvaro Muñoz cogía las dos líneas argumentales de sus compañeros: «Es una pena. Lo hemos tenido ahí. Al final, ellos tienen esta calidad individual y jugadores a los que les gustan los momentos calientes, como Llull y como Rudy, que han estado acertados cuando más importaba, y nosotros ahí no hemos respondido, aun lanzando buenos tiros. Creo que hemos jugado un partido muy serio tanto en defensa como en ataque. En Tenerife fueron 36 minutos, esta vez 37 y medio. Creo que es el camino. El trabajo del equipo ha sido bueno, y que en el siguiente partido en vez de 37 sean 39 o 40».

Álvaro Muñoz hizo un gran trabajo para frenar a una de las mejores escopetas de la Liga Endesa, Jaycee Carroll. Repartió méritos : «Ante un jugador de estas características la defensa no es cosa de uno solo sino de todo el equipo. También ha tenido tiros que otras veces no falla. He intentado estar ahí, cerca de él lo más posible en las salidas de los bloqueos».

Capacidad de reacción

David Navarro se sumó a la línea argumental de sus compañeros: «El partido en general es bueno porque hemos conseguido llegar a los minutos finales con opciones. Lo hemos tenido. Lo que pasa es que en los últimos tres minutos no hemos conseguido estar al mismo nivel defensivo y nos han anotado demasiado fácil, y tampoco encontramos situaciones tan buenas en ataque».

Se queda con la reacción del equipo después de verse trece abajo en el tercer cuarto: «Es muy importante. Tenemos que seguir en esa línea, la de no bajar nunca los brazos. Nos faltó ese punto de más para llegar al minuto cuarenta y lograr la victoria».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El Obradoiro busca más consistencia