Paralelismos y detalles


El Obra recibió al primer equipo revelación de la temporada, un rival que había basado sus dos triunfos en un acierto en lanzamientos de campo extraordinario, especialmente en el triple, pero que en el resto de parámetros del juego no había demostrado un rendimiento significativo.

Ambos equipos mostraban cierto paralelismo en el inicio del curso en algunos aspectos, demasiado sufrimiento para asegurar el rebote defensivo, una tasa de posesiones perdidas ligeramente por encima de la media de la liga y escasa presencia del tiro libre en la anotación. En cualquiera de estas situaciones estaba la mejora numérica tanto para el Obra como para Bilbao con respecto a las jornadas anteriores, y buena parte de la victoria final la aseguraron los locales acreditando mejores números en estos aspectos del juego.

Hubo detalles muy concretos que decidieron el resultado, no puede ser de otra manera cuando se juegan 50 minutos y el partido se decide por 2 puntos. Casi un 30 % de puntos provenientes del tiro libre en ambos equipos, igualdad en el rebote y una tasa de pérdidas bajísima son muy buenos parámetros numéricos para seguir evolucionando en la temporada, y solo la escasa aportación de puntos desde el lanzamiento de tres, unida a una muy baja eficiencia para la capacidad del equipo, apenas 0,75 puntos por tiro triple, se puede destacar como aspecto negativo del partido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Tags
Comentarios

Paralelismos y detalles