El Obra sostiene su apuesta por el triple para el nuevo curso

Salvo DejaN Kravic, todos los jugadores pueden amenazar desde la línea de 6,75


La pasada temporada dos equipos superaron el umbral de los mil lanzamientos triples en la fase regular de la Liga Endesa: el Tenerife, con 1004 ensayos, y el Monbus Obradoiro, con 1002. Fueron también los que más canastas convirtieron desde detrás del arco de 6,75 metros: 380 los isleños y 370 los compostelanos. Y los dos mejores artilleros de larga distancia vistieron la camiseta del Obra: KostasVasileiadis y Ben Simons.

Esta misma semana Moncho Fernández hablaba del triple no tanto como un dogma cuanto como «una necesidad». E iba más allá al significar que «un jugador de perímetro que no tire lo tiene complicado para estar al máximo nivel».

A la vista de cómo ha quedado configurada la plantilla para el nuevo curso, no cabe duda de que el Obradoiro sostiene su apuesta por el triple. De nuevo, todos los jugadores pueden percutir desde detrás de la línea de 6,75 salvo uno, Dejan Kravic. Las otras cinco incorporaciones acreditan buena mano para tirar de tres.

Earl Calloway anotó la pasada temporada con el Afyonkarahisar de la Liga Turca 53 de los 127 que intentó (41,7 %). Firmó su mejor tarjeta ante el Turk Telekom, con 6/9.

Fletcher Magee recala en Sar después de convertirse en el máximo anotador de canastas triples de la historia en la División I de la NCAA. Superó los 504 de Travis Bader. Su admirado J. J. Redick se quedó en 457. Y Stephen Curry en 414, si bien en solo tres temporadas, y no en cuatro como el nuevo escolta del Obradoiro.

Dos nuevos treses

Al perímetro llegan dos treses capaces de hundir el balón en el aro, pero también de probar en la larga distancia. Sobre todo Czerapowicz. El internacional sueco, en liga regular con el Nizhny Novgorod, anotó 33 de 81 triples (40,7%) y tuvo su día más inspirado frente al Parma, con 7/11. Ante el Astaná rubricó 6/10.

De los cuatro del perímetro, Álvaro Muñoz es el que suscribe un porcentaje más bajo. Pero si tiene la oportunidad de ensayar no se arruga. Con el Manresa anotó 28 canastas triples sobre 109 intentos, un 26 %.

Mike Daum responde a ese perfil del cuatro y medio que tan bien encaja en el Obradoiro, capaz de moverse en el poste bajo y de alejarse para amenazar con el tiro exterior. En las tres primeras campañas en la universidad de South Dakota State acreditó un promedio de acierto en el triple superior al 40 %. En la última se quedó en un 37 %, absorbiendo más de cinco ensayos de media por encuentro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

El Obra sostiene su apuesta por el triple para el nuevo curso