santiago / la voz

Fue como el primer día de clase pero sin clase, la cita de reencuentro y de bienvenida a los nuevos, a falta de que se incorporen quienes todavía tardarán unos días en ponerse a las órdenes de Moncho Fernández por cuestiones burocráticas o por sus compromisos con la selección. Así arrancó el Monbus Obradoiro 19/20 en Sar.

Los jugadores fueron llegando por turnos, con puntualidad prusiana, para la primera toma de contacto con el cuerpo técnico. El más madrugador, Kostas Vasileiadis. Casi a la par, el delegado, Fran Grela, con los tres fichajes que ya están en Santiago: Calloway, Czerapowicz y Álvaro Muñoz. Y enseguida se incorporaron David Navarro, De Zeeuw, Pepe Pozas y Spires, recién aterrizado en Compostela tras estar jugando con la selección sueca.

Cuatro ausencias previstas

Como estaba previsto, no llegan a tiempo para iniciar la pretemporada Vladimir Brodziansky, concentrado con Eslovaquia; y los tres fichajes que están tramitando los preceptivos visados de trabajo, Kravic, Fletcher Magee y Mike Daum.

Después de los saludos y de la primera foto de grupo, los jugadores y los entrenadores celebraron una reunión. Para este martes, a las 11 de la mañana, está previsto el primer entrenamiento y comenzarán también los habituales reconocimientos médicos de principio de curso.

El nuevo proyecto del Obradoiro suelta amarras. Está de vuelta para encarar una nueva campaña en la ACB.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

El Obradoiro está de vuelta