«¿Qué disponibilidad de pabellón tenéis? ¿Hay máquina de tiro?»

Fletcher Magee, un tirador estudioso y laborioso para el perímetro del Obradoiro


Tyler Haws recaló en el Obradoiro con referencias de alto nivel tras su paso por la liga universitaria americana. En Sar no terminó de dar el estirón que se esperaba. Quizás porque las expectativas eran altas, los números que firmó fueron mejores que las sensaciones. Después de dejar la ACB tampoco consiguió despegar.

Matt Thomas también llegó precedido por un expediente universitario prometedor. En su caso, probablemente superó las expectativas más optimistas, ya en pretemporada. Tras su paso por Sar firmó en Valencia y la próxima temporada jugará en los Toronto Raptors.

Trabajador y estudioso

La NBA es el sueño del nuevo jugador del Obradoiro, Fletcher Magee, otro tirador que ha hecho carrera y acreditado buena mano en la NCAA. Todo lo que ha conseguido lo ha ganado a pulso. Su entrenador en Wofford, Mike Young, subrayaba, en un reportaje del portal de Internet Sports Spectrum firmado por Joshua Pease, que el escolta tiene una capacidad de trabajo fuera de lo común. El técnico comentaba que le gusta acudir a su despacho para revisar vídeos, a veces fuera de hora, a las nueve o las diez de la noche. Casi siempre oía el bote de un balón en la cancha y sabía, sin necesidad de verlo, que allí estaba Magee ensayando una y otra vez.

En Las Vegas el escolta tuvo oportunidad de hablar con Moncho Fernández y José Luis Mateo. Y en una de las muchas preguntas qué puso sobre la mesa quiso saber qué disponibilidad había para poder entrenar en el pabellón, al margen de las sesiones de equipo, y si había máquina de tiro.

En el reportaje antes indicado, Magee reconoce que el jugador que más le gusta es Lebron James. Pero prefiere ver y analizar vídeos de J.J. Redyck, otro tirador de un perfil muy parecido, para mejorar su baloncesto. No solo se fija y ensaya el lanzamiento liberado. También le gusta estudiar las salidas de bloqueos de una u otra manera o tirar en posiciones forzadas.

Como todos los especialistas, tiene días mejores, en los que martillea el aro, y alguno en el que el balón no entra. En cualquier caso, Young precisaba que nunca lo coartaba a la hora de lanzar. Y sus compañeros significan en más de una ocasión que a al principio se extrañaban al ver que tomaba tiros que, en otro, podrían parecer forzados. Es una percepción que fue cambiando al comprobar su porcentaje de efectividad.

Fletcher Magee llegará a Compostela como el máximo anotador de triples de la historia en la NCAA, con 509. A continuación se sitúan Travis Bader, con 504, y su admirado J.J. Redick, con 459.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Tags
Comentarios

«¿Qué disponibilidad de pabellón tenéis? ¿Hay máquina de tiro?»