Una canasta de Paco Cruz, jugador del Fuenlabrada, le da vida al Obradoiro

El equipo compostelano podría salvarse aunque pierda sus dos partidos


SANTIAGO / LA VOZ

El fin de semana empezó mal para el Obradoiro. Primero, porque cayó de nuevo en Sar frente al Tenerife, segunda derrota en casa en dos días. Después, porque uno de sus máximos rivales, el Murcia, resucitó ante el Málaga y se escapó del descenso.

Sin embargo, el domingo ya cambió la cara del obradoirismo. Con mucho suspense y emoción, eso sí. También con muchos nervios. Los dos rivales más directos del Obra perdieron en esta antepenúltima jornada dominical. Gipuzkoa y Breogán están en descenso.

Ayer, todo el Obradoiro era del Fuenlabrada, otro de los equipos que se estaba jugando la vida en esta recta final de la temporada. Los madrileños ganaron y le hicieron un gran favor al cuadro de Moncho Fernández. El Gipuzkoa está a un sola victoria del Obra, pero los vascos tendrán que jugarse el puesto en las dos jornadas finales ante el Barcelona y el Real Madrid. Este duro calendario obliga al optimismo en el bando compostelano, que incluso perdiendo sus dos encuentros ante el Estudiantes, en Madrid, y frente al Barcelona, en Sar, podría mantener la categoría.

Buenos marcadores

El Gran Canaria ganó en la pista del Breogán y firmó la salvación, con trece victorias. El Fuenlabrada, con doce, ya puede respirar tranquilo. La cola de la Liga Endesa está así: Breogán (9-23), Gipuzkoa (10-22), Estudiantes (10-22), Obradoiro (11-21) y Murcia (11-21).

El Fuenlabrada certificó la permanencia. Una canasta de Cruz a falta de dos segundos y un robo de Rupnik en el último intento donostiarra le dieron el triunfo a los madrileños contra el Gipuzkoa (70-69) en un partido agónico.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Una canasta de Paco Cruz, jugador del Fuenlabrada, le da vida al Obradoiro