Lluís Costa, un director de juego para el Obra

Ben Simons, casi descartado para el partido ante el Andorra


santiago / la voz

El Monbus Obradoiro ya tiene relevo para Pepe Pozas. El elegido es Lluís Costa, un base especialista en firmar ascensos a la ACB. Lo acaba de lograr en las filas del Betis. La pasada campaña lo consiguió con el Manresa. Y con anterioridad en el Burgos, en el que formó pareja con Albert Sàbat.

Ya hay acuerdo entre las tres faltas, pero falta plasmarlo. El Obra le ofrece la posibilidad de debutar en la ACB ocupando la vacante que deja Pepe Pozas. Y de cara a la próxima campaña, tiene una opción de continuidad con el Betis, de modo que para poder recalar temporalmente en Sar es necesaria una cesión.

Si no surge ningún contratiempo de última hora, se pondrá de inmediato a las órdenes de Moncho Fernández y será dado de alta para el partido del domingo en Andorra. Sus promedios esta temporada con el Betis son de algo más de diecinueve minutos por partido, con 5,5 puntos, casi dos rebotes y 2,6 asistencias.

Lisardo Gómez, que se enfrentó a él en varias ocasiones en su etapa como entrenador del Breogán, destaca una cualidad del jugador por encima de cualquier otra: la inteligencia. «Sabe leer muy bien las situaciones de juego y puede encajar bien en el baloncesto del Obradoiro _comenta_. Puede coger buenas rachas en el tiro y va bien hacia el aro. En defensa quizás le cueste un poco más, pero lo compensa con esa inteligencia. Además, es un jugador con carácter».

Por otra parte, Ben Simons todavía no ha podido ejercitarse con el equipo esta semana. Evoluciona positivamente del esguince de tobillo que le impidió jugar en Illunbe, pero tiene pocas opciones de llegar a tiempo a la cita de este fin de semana. Todo dependerá de cómo responda en las próximas horas, pero podría incluso quedarse en Compostela. Sobre todo teniendo en cuenta que la competición no da tregua. El jueves visita Sar el Gran Canaria y el sábado el Tenerife. Y la consigna es tratar de evitar riesgos.

El partido ante el GBC ha supuesto un fuerte peaje para el Obradoiro. Pozas sufrió el percance muscular que le impedirá jugar esta temporada. Y Vladimir Brodziansky pudo acabar el encuentro pese a sufrir una lesión en un dedo del pie. A la conclusión de la contienda fue atendido por el médico del club donostiarra y tuvieron que quitarle la uña. Así las cosas, el pívot esloveno no llegará en las mejores condiciones a Andorra.

El encuentro de este domingo será arbitrado por Juan Carlos García González, Francisco Araña y Martín Caballero.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Lluís Costa, un director de juego para el Obra