El Obradoiro no aguantó el ritmo del Zaragoza

Claudicó tras el descanso, cuando se quedó sin el auxilio de los triples


El Monbus Obradoiro no pudo atar la anhelada duodécima victoria en un partido en el que tuvo sus opciones pero en el que acabó claudicando ante la velocidad y el ritmo de anotación del Zaragoza, que aguantó en el primer tiempo, mientras entraron los triples locales, le dio la vuelta al partido en el tercer cuarto y lo mató en el último.

En la primera parte mandó el vértigo, porque es difícil pausar el baloncesto ante un equipo tan vertical como el Zaragoza, que siempre busca como primera opción el camino más recto hacia el aro. Pero conviene no confundirse, porque no corre a lo loco. Cuando tuvo que frenar, en el tramo final, supo administrar su renta.

El arranque respondió a la propuesta de distinto signo de ambos contendientes, a tenor de las dos primeras canastas. Las del Obra, sendos triples de Pepe Pozas y Simons. Las del Zaragoza, dos entradas a canasta, una de Fran Vázquez remontando junto a la línea de fondo para recibir falta personal y anotar dos tiros libres, y otra de Okoye.

Fueron veinte minutos sin tregua, de distancias cortas para uno y otro lado, pero con la sensación de que era el Zaragoza el que estaba marcando los tiempos ante un Obradoiro que aguantaba con mucha templanza y bastante acierto.

Porfirio Fisac tejió una tela de araña muy incómoda para los locales, que tenían que trabajar muchísimo las posesiones para poder liberar a sus tiradores. Aun así, el Obra fabricó diez triples antes del descanso, muy repartidos en la autoría: dos de Obst, dos de Sàbat, dos de Simons, uno de Singler, otro de Vasileiadis, uno de Pepe Pozas y uno de Brodziansky.

Al Obra le faltó cerrar algo mejor su aro para irse con más de los dos puntos que reflejaba el marcador tras veinte minutos, 46-44. El Zaragoza por momentos pudo correr, buscó las esperadas acciones de uno contra uno y encontró mucho auxilio en las manos de un Nacho Martín casi infalible en el triple, con un 4/6, que se vio muy solo para armar el tiro. Si se cierran pasillos, alguien acaba encontrando espacio. Y Nacho Martín fue el gran beneficiado.

El Tecnyconta Zaragoza demostró después que es un rival difícil de abatir. El alto ritmo de juego lo convierte en un especialista en recortar ventajas.

 


Cambio de inercia

En el tercer cuarto, de manera muy laboriosa, el Obra fue abriendo brecha punto a punto, hasta alcanzar nueve de renta. En un visto y no visto los maños se acercaron a uno, después de dar entrada a Nacho Martín y Okoye. Y ahí hubo un punto de inflexión, porque esta vez el Obra no consiguió aguantarle intercambio de canastas, seco de triples. Cerró el cuarto cuatro abajo. Y tres minutos después Moncho Fernández tuvo que pedir tiempo muerto, con 67-75. Los aragoneses estaban haciendo mucho daño con sus transiciones rápidas.

No sirvió de nada porque sin acierto es imposible aguantar la propuesta del rival. El Obra se atascó, el Zaragoza no dejó de correr y anotar. Con 67-80 en el ecuador del cuarto hubo otro tiempo muerto, pero ya pintaba feo para el colectivo santiagués, que se iba diluyendo con el paso de los minutos en un Sar inusualmente frío.

Los locales no dejaron de intentarlo. Y se acercaron a tres cuando reencontraron los triples, pero era demasiado tarde, en el último minuto. A falta de veinte segundos Nacho Martín no tembló desde el tiro libre. Los dos últimos ataques santiagueses fueron un despropósito. Y el Zaragoza se llevó el triunfo.
Obradoiro 84: Pozas (7); Simons (19), Singler (15), Brodziansky (5), Llovet (11) -cinco iniciall-. Sabat (6), Obst (8), De Zeeuw (-), Spires (2), Hlinason (5), Vasileiadis (6) 

Zaragoza 91: Alocén (6), Okoye (15), Barreiro (-), Radovic (12), Vázquez (6) -cinco inicial-. Justiz (-), Martín (29), McCalebb (6), Berhanemeskel (11),  Seiubutis (6), Martí (-).

Árbitros: Hierrezuelo, Serrano y Merino. Eliminado por personales Pozas.
Incidencias: Multiusos de Sar. Antes del partido se guardó un minuto de silencio en memoria de Jesús Lence. 
 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

El Obradoiro no aguantó el ritmo del Zaragoza