El Obradoiro pasa la página del arbitraje

El club envió un informe en el que hace constar su desacuerdo con varias decisiones de Perea


santiago / la voz

El arbitraje del partido ante el Joventut, particularmente el de Óscar Perea, fue muy protestado por la afición. Y el Monbus Obradoiro, al igual que la grada, coincide en el análisis. Como suele hacer después de cada contienda, elabora un informe. En el que corresponde a esta jornada, y que ha remitido a la ACB, hace constar su desacuerdo con varias de las decisiones del referido Perea.

La dos más cuestionadas por los seguidores en el Multiusos, también recogidas por el club, fueron dos personales en ataque. Una se la pitaron a Hlinason en un bloqueo, en una acción que acaba con un triple de Obst que no subió al marcador. La otra se la indicaron a Albert Sàbat, en la recta final. El base se frena y Laprovittola, que llega desde atrás, se trastabilla y cae.

Errores propios

En todo caso, la sensación que deja el partido es la que ya comentó Moncho Fernández minutos después de la conclusión: pesaron más los errores propios que los que pudieran haber cometido los árbitros.

Pérdidas de balón como la que propició un mal pase de Brodziansky a Sàbat cuando ambos salían con ventaja al contragolpe, o el envío de Pozas a David Navarro cuando el escolta inicia la carrera y va de espaldas, o la bandeja que se le sale a Nacho Llovet en los compases iniciales del encuentro son algunas de las acciones que se apuntan en el debe y no cabe achacarlas a terceros. Una de las máximas del cuerpo técnico es fijarse en todo aquello que depende del equipo y relativizar lo que cae fuera de su alcance.

Todo eso ya es historia y el Obra tiene ya los cinco sentidos en su próximo compromiso. El domingo visita al Unicaja de Málaga, que estará con las uñas afiladas después de caer en cuartos de final de la Eurocup ante el Alba Berlín y perder este fin de semana en Gran Canaria.

El conjunto andaluz mantendrá las bajas habituales en las últimas jornadas de Alberto Díaz y Jaime Fernández. Y todo apunta a que Boatright, que sufrió un leve esguince de tobillo frente al Herbalife, podrá estar a las órdenes de Luis Casimiro sin mayores problemas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Tags
Comentarios

El Obradoiro pasa la página del arbitraje