Manresa medirá la progresión del Obra

«Esta temporada sentimos que estamos mejorando cada semana», señala Nick Spires


santiago / la voz

El Monbus Obradoiro presenta el mismo balance de victorias y derrotas, diez y once, que la pasada campaña después de veintiuna jornadas en la Liga Endesa. Las estadísticas también son muy parecidas. Si acaso, con algo menos de poderío en el rebote y más capacidad para repartir asistencias esta temporada. En opinión de Nick Spires, la gran diferencia entre un equipo y otro no está tanto en el tipo de baloncesto desplegado, por más que haya habido cambios sustanciales en la plantilla, cuanto en la trayectoria. «Esta temporada sentimos que estamos mejorando cada semana. Hay que seguir en esa línea, enfocando bien cada partido», resume el pívot sueco.

Recuerda que hace algo más de un año se incorporó con la campaña ya iniciada y que le costó interiorizar el baloncesto de Moncho Fernández. «Aún ahora sigo puliendo detalles de los sistemas aunque, obviamente, noto un mayor dominio táctico. Cuesta más coger el ataque que en otros lados», añade.

Spires subraya que las diferencias que se puedan observar entre el Obradoiro de esta campaña y el de la pasada están más en los músicos que en la partitura, que propone los mismos principios baloncestísticos.

Búsqueda de las ventajas

«Los sistemas son parecidos -reflexiona el pívot sueco-. En ataque, buscamos las ventajas donde más nos conviene en función de los jugadores que tenemos. Y cada partido es diferente, porque no todos los rivales nos defienden de la misma manera».

Pone el ejemplo del partido ante el Breogán, que trabajó mucho para evitar que los francotiradores del perímetro santiagués se sintiesen cómodos. El colectivo de Lezkano dejó más espacios cerca del aro y de ellos se aprovecharon especialmente Llovet y Brodziansky. «El gancho de Vladi es increíble», proclama.

En este punto, Nick Spires destaca el papel que juega el cuadro técnico cada jornada a la hora de preparar los partidos: «Los entrenadores realizan un trabajo de scouting increíble, sabiendo qué debemos hacer y buscar para ganar». El choque del sábado en el Nou Congost frente al Manresa será una dura prueba y al propio tiempo un interesante test para medir la progresión del Monbus Obradoiro, que ha ganado cinco de los últimos siete encuentros disputados.

Spires todavía recuerda el duelo de la primera vuelta, con victoria catalana, 90-97: «Tuvieron mucho acierto aquel día. Llevan una gran temporada y están jugando muy bien, sobre todo ante su público. Va a ser complicado, pero tenemos confianza».

Prevé que las claves para sacar un buen resultado serán las que valen para cualquier partido: «Para nosotros la defensa es muy importante. Siempre intentamos estar bien atrás. En ataque trataremos de encontrar nuestro juego, nuestro ritmo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Manresa medirá la progresión del Obra