Otro peldaño más


Un golpecito más en la mesa, una victoria merecida, sufrida y balsámica. Nuestro rival talismán de la Liga Endesa llegó a Santiago con un cambio de entrenador, a priori siempre estimulante, y con la necesidad por bandera. La defensa visitante marcó el ritmo del partido. Y también el apoyo desde la grada. Fue una defensa física con muchos contactos en el cuerpo a cuerpo, pero con poca solidez colectiva a la hora de rotaciones y ayudas.

Pocas me parecen las 33 veces que fuimos al tiro libre, a tenor del nivel de contactos que produjo la defensa rival. El viejo axioma de hacer 50 faltas para que te piten 25 lo tiene interiorizado el equipo murciano.

Se suponía un partido duro. Y así fue. El Obra volvió a apelar una vez más a su juego colectivo y a su consistente defensa. Una vez más, el buen porcentaje en el tiro de tres ayudó de forma clara a conseguir la octava victoria.

Hay tres jugadores a destacar. Aparte del siempre omnipresente Kostas Vasileiadis, podemos hablar hoy de la pareja Nacho Llovet-Albert Sàbat, apareciendo en momentos muy importantes del partido. También para mí fue clave David Navarro, demostrando veteranía y aportando puntos valiosísimos en el último cuarto.

El Obradoiro firmó la tercera victoria consecutiva en nuestro fortín de Sar, en donde parece que el equipo se siente muy cómodo, confiando en sus posibilidades.

El próximo partido en casa será el derbi con el Breogán, una fiesta del baloncesto gallego, otro choque clave para escalar otro peldaño más en busca del título de la permanencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Otro peldaño más