Moncho Fernández lamenta los tres minutos finales del segundo cuarto

También echó en falta el acierto: «Para ganar hay que meter canastas»


santiago / la voz

La derrota ante el Baskonia dejó mal cuerpo, no tanto por el resultado, porque el claro favorito era el conjunto vitoriano, cuanto por el guion, enrevesado. El Monbus Obradoiro consiguió controlar detalles que otras veces le costaron muy caros, como el rebote o las pérdidas de balón. Pero tuvo una tarde muy desacertada en el tiro, sobre todo en la larga distancia. Es difícil encontrar un encuentro en el que Simons falle sus cinco intentos triples (tampoco le entraron los dos dobles). Sàbat se quedó en 0/4, y Brodziansky en 0/3. David Navarro solo intentó uno, y se salió del aro. Y Kostas Vasileiadis, que acabó con 3/9, solo estuvo fino en el último cuarto.

Son detalles que quizás expliquen el resumen de encuentro más corto que se le recuerda a Moncho Fernández: «Creo que hemos perdido este partido porque hemos defendido muy mal los tres últimos minutos del segundo cuarto y porque no hemos metido ni una».

Posteriormente, abundó algo más en el análisis: «Hemos hecho setenta tiros de campo, contra 59 de Baskonia. Hemos hecho un 37 % de acierto en tiros de campo, muchísimos de ellos francos, solísimos. Hay días en los que no metes. Lo bueno es que hemos tenido 37 minutos bastante buenos de defensa, quitando los últimos tres del segundo cuarto, cuando varios errores nos los penaliza Baskonia y coge una ventaja importante». «Hay días en que no metes y poco hay que decir», concluyó, lacónico.

El lado positivo

El técnico santiagués no pasó por alto los aspectos en los que el Obradoiro estuvo bien: «Hemos hecho nueve pérdidas. Dos de ellas son faltas de ataque. En números, a priori, en intentos, que no en acierto, lógicamente, es el partido soñado: setenta posesiones, pocas pérdidas, Baskonia que te anota 72 puntos... Pero hay que meter canastas para ganar. Poco más hay que decir».

A Moncho Fernández no dejaban de bullirle en la cabeza esos tres minutos finales del segundo cuarto y la falta de puntería. Volvió sobre ello al ser preguntado respecto a si Janning había roto el partido con sus tres triples antes del descanso: «Esos tres minutos... Hay una en la que le pasamos por detrás y nos mete un triple. Y hay dos de pick and roll en las que no paramos el balón sabiendo que es un tirador de pick and roll. Aparte de su calidad, que la tiene, lógicamente, cometemos esos errores en un momento muy puntual que nos hace ir doce puntos por detrás y después es difícil volver. El gran problema es el acierto ofensivo, porque ya no es solo las que dejas de meter. Es la cantidad de contraataques que te corren desde ahí, etcétera. Es muy complejo haciendo 4/27. Muchos de ellos son acciones francas en manos de buenos tiradores. Si tienes un mal día solo queda recurrir a defender lo mejor posible y en ese aspecto el equipo ha estado muchísimo tiempo muy bien».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Moncho Fernández lamenta los tres minutos finales del segundo cuarto